A A A A A

Pecados: [Adiccion]


1 Corintios 10:13-14
[13] No experimentarán ninguna tentación más grande que la de ningún otro, y Dios es fiel. Él no permitirá que sean tentados más allá de lo que pueden soportar. Y cuando sean tentados, él les proporcionará una salida, a fin de que puedan mantenerse fuertes.[14] Así que, mis amigos, manténganse lejos del culto idólatra.

1 Juan 2:16
Porque todas las cosas de este mundo, nuestros deseos pecaminosos, nuestro deseo por todo lo que vemos, nuestra jactancia por lo que hemos logrado en la vida, ninguna de esas cosas viene del Padre, sino del mundo.

1 Corintios 15:33
No se dejen engañar: “las malas compañías dañan el buen carácter.”

Santiago 4:7
Colóquense, pues, bajo la dirección de Dios. Confronten al enemigo, y él huirá de ustedes.

1 Corintios 6:12
La gente dice: “Yo soy libre de hacer cualquier cosa,” ¡pero no todo es apropiado! “Yo soy libre de hacer cualquier cosa,” ¡Pero no permitiré que eso tenga control sobre mí! La gente dice:

1 Pedro 5:10
Pero después de que hayan sufrido un poco, el Dios de toda gracia, que los llamó a su gloria eterna en Cristo, él mismo los restaurará, los sostendrá, los fortalecerá y les dará un fundamento sólido.

Romanos 5:3-5
[3] No solo esto, sino que mantenemos la confianza cuando vienen los problemas, porque sabemos que experimentar dificultades desarrolla nuestra fortaleza espiritual.[4] La fortaleza espiritual, a su vez, desarrolla un carácter maduro, y este carácter maduro trae como resultado una esperanza que cree.[5] Ya que tenemos esta esperanza, nunca seremos defraudados, porque el amor de Dios ha sido derramado en nuestros corazones a través del Espíritu Santo que él nos ha dado.

1 Corintios 6:9-11
[9] ¿Acaso ustedes no saben que los injustos no heredarán el reino de Dios? ¡No se dejen engañar! Las personas que son inmorales, idólatras, adúlteros, pervertidos sexuales, homosexuales,[10] ladrones, codiciosos, bebedores, abusadores, o engañadores, no heredarán el reino de Dios.[11] Algunos de ustedes eran así, pero han sido limpiados y santificados. Han sido justificados en el nombre del Señor Jesucristo, y en el Espíritu de nuestro Dios.

Tito 2:12
Nos enseña a rechazar el estilo de vida impío junto a los deseos de este mundo. Por el contrario, debemos vivir con sensatez, vidas de dominio propio que sean rectas ante Dios, en presencia del mundo

Santiago 1:2-3
[2] Amigos míos, elijan estar felices aun cuando se atraviesen todo tipo de problemas en su camino,[3] porque ustedes saben que la paciencia surge al enfrentar desafíos en cuanto a su fe en Dios.

Hebreos 4:15-16
[15] Pues el sumo sacerdote que tenemos no es uno que no pueda entender nuestras debilidades, sino uno que fue tentado de la misma forma que nosotros, pero no pecó.[16] Así que deberíamos acercarnos confiados a Dios, en su trono de gracia, para recibir misericordia, y descubrir la gracia que nos ayuda cuando realmente la necesitamos.

Juan 3:16-17
[16] “Porque Dios amó al mundo, y lo hizo de esta manera: entregó a su único Hijo, a fin de que todos los que crean en él no mueran, sino que tengan vida eterna.[17] Dios no envió al Hijo al mundo para condenarlo, sino para salvar al mundo por medio de él.

Filipenses 4:13
¡Todo lo puedo en Cristo, porque él me fortalece!

Mateo 6:13
No dejes que seamos tentados a hacer el mal, y sálvanos del Maligno.

Mateo 26:41
Estén despiertos y oren, para que no caigan en tentación. Sí, el espíritu está dispuesto, pero el cuerpo es débil.”

Spanish Bible VBL
Copyright © 2018 Jonathan Gallagher y Shelly Barrios de Avila