A A A A A

Dios: [Maldición]


Gálatas 3:13
Pero Cristo nos ha rescatado de la maldición de la ley al convertirse en maldición por nosotros. Como dice la Escritura: “Maldito todo aquél que es colgado en un madero.”

Lucas 6:28
Bendigan a quienes los maldicen. Oren por quienes los maltratan.

Gálatas 5:1
Cristo nos libertó para que pudiéramos tener verdadera libertad. Así que estén firmes y no se agobien nuevamente por el yugo de la esclavitud.

2 Corintios 5:17
Por eso todo el que está en Cristo es un nuevo ser. ¡Lo viejo ya se ha ido y ha llegado lo nuevo!

1 Juan 4:4
Pero ustedes pertenecen a Dios, mis amigos, y los han vencido, porque el que está en ustedes es más grande que el que está en el mundo.

Romanos 8:37-39
[37] No. En todas las cosas que nos suceden somos más que vencedores por medio de Aquél que nos amó.[38] Por eso estoy plenamente convencido de que ni la muerte, ni la vida, ni los ángeles, ni los demonios, ni el presente, ni el futuro, ni las potencias,[39] ni lo alto, ni lo profundo, y, de hecho, ninguna cosa en toda la creación puede separarnos del amor de Dios en Jesucristo, nuestro Señor.

1 Pedro 5:8-9
[8] Sean responsables, y estén vigilantes. El diablo, su enemigo, anda por ahí, como león rugiente, buscando a quién devorar.[9] Manténganse firmes contra él, confiando en Dios. Recuerden que sus hermanos creyentes en todo el mundo están viviendo dificultades similares.

Efesios 6:10-17
[10] Por último, manténganse firmes en el Señor, y en su poder.[11] Vístanse con toda la armadura de Dios para que puedan estar firmes ante los ataques del enemigo.[12] No estamos peleando contra fuerzas humanas, sino contra poderes y gobernantes sobrenaturales, contra los señores de las tinieblas de este mundo, contra las fuerzas espirituales de maldad que están en los cielos.[13] Tomen las armas que Dios les da para que puedan estar firmes en el día del mal y que sigan en pie aun después de la lucha.[14] Así que levántense, pónganse el cinturón de la verdad, pónganse la coraza de justicia y rectitud,[15] y colóquense el calzado de la prontitud para compartir la buena noticia de paz.[16] Pero sobre todas las cosas, tomen el escudo de la fe en Dios, por el cual podrán soportar todos los dardos de fuego del enemigo.[17] Usen el casco de la salvación, y lleven la espada del Espíritu, que es la palabra de Dios.

Mateo 5:22
Pero yo les digo: cualquiera que está enojado con su hermano será condenado como culpable. Cualquiera que llama a su hermano “idiota” tiene que dar cuenta ante el concilio, y cualquiera que insulta a la gente, de seguro irá al fuego del juicio.”

Romanos 3:23
Todos hemos pecado y hemos fallado en alcanzar el ideal glorioso de Dios.

Romanos 6:23
La paga del pecado es muerte, pero el regalo de Dios es vida eterna por medio de Jesucristo, nuestro Señor.

Romanos 12:14
Bendigan a quienes los persiguen, bendíganlos y no los maldigan.

Spanish Bible VBL
Copyright © 2018 Jonathan Gallagher y Shelly Barrios de Avila