A A A A A

Ángeles y demonios: [Ángeles]


Génesis 2:1
Fueron, pues, acabados los cielos y la tierra, y todo lo que hay en ellos.

Colosenses 1:16
porque en él fueron creadas todas las cosas, las que hay en los cielos y las que hay en la tierra, visibles e invisibles; sean tronos, sean dominios, sean principados, sean potestades; todo fue creado por medio de él y para él.

Job 38:1-7
[1] Entonces respondió Jehová a Job desde un torbellino y dijo:[2] "¿Quién es ese que oscurece el consejo con palabras sin sabiduría?[3] Ahora cíñete la cintura como un hombre: yo te preguntaré y tú me contestarás.[4] "¿Dónde estabas tú cuando yo fundaba la tierra? ¡Házmelo saber, si tienes inteligencia![5] ¿Quién dispuso sus medidas, si es que lo sabes? ¿O quién tendió sobre ella la cuerda de medir?[6] ¿Sobre qué están fundadas sus bases? ¿O quién puso su piedra angular,[7] cuando alababan juntas todas las estrellas del alba y se regocijaban todos los hijos de Dios?

Lucas 20:35-36
[35] pero los que son tenidos por dignos de alcanzar aquel siglo y la resurrección de entre los muertos, ni se casan ni se dan en casamiento,[36] porque ya no pueden morir, pues son iguales a los ángeles, y son hijos de Dios al ser hijos de la resurrección.

Apocalipsis 4:8
Los cuatro seres vivientes tenían cada uno seis alas, y alrededor y por dentro estaban llenos de ojos, y día y noche, sin cesar, decían: "¡Santo, santo, santo es el Señor Dios Todopoderoso, el que era, el que es y el que ha de venir!"

Mateo 22:30
pues en la resurrección ni se casarán ni se darán en casamiento, sino serán como los ángeles de Dios en el cielo.

2 Samuel 14:17
Tu sierva dice pues: "Sea ahora de consuelo la respuesta de mi señor, el rey, pues mi señor, el rey, es como un ángel de Dios para discernir entre lo bueno y lo malo. Y que Jehová, tu Dios, sea contigo".

Lucas 15:10
Así os digo que hay gozo delante de los ángeles de Dios por un pecador que se arrepiente".

Apocalipsis 14:6
En medio del cielo vi volar otro ángel que tenía el evangelio eterno para predicarlo a los habitantes de la tierra, a toda nación, tribu, lengua y pueblo.

Job 4:15-18
[15] y al pasar un soplo por delante de mí, se erizó el pelo de mi cuerpo.[16] Delante de mis ojos se detuvo un fantasma cuyo rostro no reconocí, y lo oí decir muy quedo:[17] "¿Será el mortal más justo que Dios? ¿Será el hombre más puro que el que lo hizo?[18] Si ni siquiera en sus siervos confía, y aun en sus ángeles descubre el error,

Isaías 14:12-14
[12] ¡Cómo caíste del cielo, Lucero, hijo de la mañana! Derribado fuiste a tierra, tú que debilitabas a las naciones.[13] Tú que decías en tu corazón: "Subiré al cielo. En lo alto, junto a las estrellas de Dios, levantaré mi trono y en el monte del testimonio me sentaré, en los extremos del norte;[14] sobre las alturas de las nubes subiré y seré semejante al Altísimo".

Judas 1:6
Y a los ángeles que no guardaron su dignidad, sino que abandonaron su propio hogar, los ha guardado bajo oscuridad, en prisiones eternas, para el juicio del gran día.

1 Pedro 3:21-22
[21] El bautismo que corresponde a esto ahora nos salva mediante la resurrección de Jesucristo,[22] quien habiendo subido al cielo está a la diestra de Dios; y a él están sujetos ángeles, autoridades y poderes.

1 Pedro 1:12
A estos se les reveló que no para sí mismos, sino para nosotros, administraban las cosas que ahora os son anunciadas por los que os han predicado el evangelio por el Espíritu Santo enviado del cielo; cosas en las cuales anhelan mirar los ángeles.

Hebreos 12:22
Vosotros, en cambio, os habéis acercado al monte Sión, a la ciudad del Dios vivo, Jerusalén la celestial, a la compañía de muchos millares de ángeles,

Apocalipsis 5:11-12
[11] Miré, y oí la voz de muchos ángeles alrededor del trono, de los seres vivientes y de los ancianos. Su número era millones de millones,[12] y decían a gran voz: "El Cordero que fue inmolado es digno de tomar el poder, las riquezas, la sabiduría, la fortaleza, la honra, la gloria y la alabanza".

Salmos 78:25-49
[25] Pan de nobles comió el hombre; les envió comida hasta saciarlos.[26] Movió el viento solano en el cielo, y trajo con su poder al viento del sur,[27] e hizo llover sobre ellos carne como polvo, como la arena del mar, aves que vuelan.[28] Las hizo caer en medio del campamento, alrededor de sus tiendas.[29] Comieron y se saciaron; les cumplió, pues, su deseo.[30] No habían saciado aún su apetito, aún estaba la comida en su boca,[31] cuando vino sobre ellos el furor de Dios, e hizo morir a los más robustos de ellos y derribó a los escogidos de Israel.[32] Con todo esto, volvieron a pecar y no dieron crédito a sus maravillas.[33] Por tanto, hizo acabar sus días como un soplo y sus años en tribulación.[34] Si los hacía morir, entonces buscaban a Dios; entonces se volvían solícitos en busca suya,[35] y se acordaban de que Dios era su refugio, que el Dios altísimo era su redentor.[36] Pero lo halagaban con su boca, y con su lengua le mentían,[37] pues sus corazones no eran rectos con él ni permanecieron firmes en su pacto.[38] Pero él, misericordioso, perdonaba la maldad y no los destruía; apartó muchas veces su ira y no despertó todo su enojo.[39] Se acordó de que eran carne, soplo que va y no vuelve.[40] ¡Cuántas veces se rebelaron contra él en el desierto, y lo enojaron en el yermo![41] Y volvían, y tentaban a Dios, y provocaban al Santo de Israel.[42] No se acordaban de su mano, del día que los redimió de la angustia;[43] cuando manifestó en Egipto sus señales y sus maravillas en el campo de Zoán.[44] Y volvió sus ríos en sangre, y sus corrientes, para que no bebieran.[45] Envió entre ellos enjambres de moscas que los devoraban y ranas que los destruían.[46] Dio también a la oruga sus frutos y sus labores a la langosta.[47] Sus viñas destruyó con granizo y sus higuerales con escarcha.[48] Entregó al granizo sus bestias y sus ganados a los rayos.[49] Envió sobre ellos el ardor de su ira; enojo, indignación y angustia, ¡un ejército de ángeles destructores!

Salmos 91:11
pues a sus ángeles mandará acerca de ti, que te guarden en todos tus caminos.

Salmos 103:20
¡Bendecid a Jehová, vosotros sus ángeles, poderosos en fortaleza, que ejecutáis su palabra obedeciendo a la voz de su precepto!

Mateo 4:6-11
[6] y le dijo: —Si eres Hijo de Dios, tírate abajo, pues escrito está: ""A sus ángeles mandará acerca de ti", "y ""En sus manos te sostendrán, para que no tropieces con tu pie en piedra".[7] Jesús le dijo: —Escrito está también: "No tentarás al Señor tu Dios".[8] Otra vez lo llevó el diablo a un monte muy alto y le mostró todos los reinos del mundo y la gloria de ellos,[9] y le dijo: —Todo esto te daré, si postrado me adoras.[10] Entonces Jesús le dijo: —Vete, Satanás, porque escrito está: "Al Señor tu Dios adorarás y solo a él servirás".[11] El diablo entonces lo dejó, y vinieron ángeles y lo servían.

Mateo 16:27
porque el Hijo del hombre vendrá en la gloria de su Padre, con sus ángeles, y entonces pagará a cada uno conforme a sus obras.

Mateo 18:10
"Mirad que no menospreciéis a uno de estos pequeños, porque os digo que sus ángeles en los cielos ven siempre el rostro de mi Padre que está en los cielos,

Mateo 24:31-35
[31] Enviará sus ángeles con gran voz de trompeta y juntarán a sus escogidos de los cuatro vientos, desde un extremo del cielo hasta el otro.[32] "De la higuera aprended la parábola: Cuando ya su rama está tierna y brotan las hojas, sabéis que el verano está cerca.[33] Así también vosotros, cuando veáis todas estas cosas, conoced que está cerca, a las puertas.[34] De cierto os digo que no pasará esta generación hasta que todo esto acontezca.[35] El cielo y la tierra pasarán, pero mis palabras no pasarán.

Lucas 4:10
pues escrito está: ""A sus ángeles mandará acerca de ti, que te guarden",

Juan 20:11-12
[11] Pero María estaba fuera llorando junto al sepulcro; mientras lloraba, se inclinó para mirar dentro del sepulcro,[12] y vio a dos ángeles con vestiduras blancas, que estaban sentados el uno a la cabecera y el otro a los pies, donde el cuerpo de Jesús había sido puesto.

Colosenses 2:18
Que nadie os prive de vuestro premio haciendo alarde de humildad y de dar culto a los ángeles (metiéndose en lo que no ha visto), hinchado de vanidad por su propia mente carnal,

Hebreos 1:14
¿No son todos espíritus ministradores, enviados para servicio a favor de los que serán herederos de la salvación?

Hebreos 2:6-13
[6] Al contrario, alguien testificó en cierto lugar, diciendo: "¿Qué es el hombre para que te acuerdes de él, el ser humano para que lo visites?[7] Lo hiciste un poco menor que los ángeles, lo coronaste de gloria y de honra y lo pusiste sobre las obras de tus manos.[8] Todo lo sujetaste bajo sus pies". En cuanto le sujetó todas las cosas, nada dejó que no le sea sujeto, aunque todavía no vemos que todas las cosas le sean sujetas.[9] Pero vemos a aquel que fue hecho un poco menor que los ángeles, a Jesús, coronado de gloria y de honra a causa del padecimiento de la muerte, para que por la gracia de Dios experimentara la muerte por todos.[10] Convenía a aquel por cuya causa existen todas las cosas y por quien todas las cosas subsisten que, habiendo de llevar muchos hijos a la gloria, perfeccionara por medio de las aflicciones al autor de la salvación de ellos,[11] porque el que santifica y los que son santificados, de uno son todos; por lo cual no se avergüenza de llamarlos hermanos,[12] diciendo: "Anunciaré a mis hermanos tu nombre, en medio de la congregación te alabaré".[13] Y otra vez dice: "Yo confiaré en él". Y de nuevo: "Aquí estoy yo con los hijos que Dios me dio".

Hebreos 13:2
No os olvidéis de la hospitalidad, porque por ella algunos, sin saberlo, hospedaron ángeles.

2 Pedro 2:4
Dios no perdonó a los ángeles que pecaron, sino que los arrojó al infierno y los entregó a prisiones de oscuridad, donde están reservados para el juicio.

Spanish Bible RVR 1995
Copyright © 1995 by United Bible Societies