A A A A A

Iglesia: [Nacimiento de jesus]


Mateo 1:18-23
[18] El nacimiento de Jesucristo fue así: Estando desposada María su madre con José, antes que se juntasen, se halló que había concebido del Espíritu Santo.[19] José su marido, como era justo, y no quería infamarla, quiso dejarla secretamente.[20] Y pensando él en esto, he aquí un ángel del Señor le apareció en sueños y le dijo: José, hijo de David, no temas recibir a María tu mujer, porque lo que en ella es engendrado, del Espíritu Santo es.[21] Y dará a luz un hijo, y llamarás su nombre JESÚS, porque él salvará a su pueblo de sus pecados.[22] Todo esto aconteció para que se cumpliese lo dicho por el Señor por medio del profeta, cuando dijo:[23] He aquí, una virgen concebirá y dará a luz un hijo, \par Y llamarás su nombre Emanuel, \par que traducido es: Dios con nosotros.

Lucas 2:7-21
[7] Y dio a luz a su hijo primogénito, y lo envolvió en pañales, y lo acostó en un pesebre, porque no había lugar para ellos en el mesón.[8] Había pastores en la misma región, que velaban y guardaban las vigilias de la noche sobre su rebaño.[9] Y he aquí, se les presentó un ángel del Señor, y la gloria del Señor los rodeó de resplandor; y tuvieron gran temor.[10] Pero el ángel les dijo: No temáis; porque he aquí os doy nuevas de gran gozo, que será para todo el pueblo:[11] que os ha nacido hoy, en la ciudad de David, un Salvador, que es CRISTO el Señor.[12] Esto os servirá de señal: Hallaréis al niño envuelto en pañales, acostado en un pesebre.[13] Y repentinamente apareció con el ángel una multitud de las huestes celestiales, que alababan a Dios, y decían:[14] ¡Gloria a Dios en las alturas, \par Y en la tierra paz, buena voluntad para con los hombres![15] Sucedió que cuando los ángeles su fueron de ellos al cielo, los pastores se dijeron unos a otros: Pasemos, pues, hasta Belén, y veamos esto que ha sucedido, y que el Señor nos ha manifestado.[16] Vinieron, pues, apresuradamente, y hallaron a María y a José, y al niño acostado en el pesebre.[17] Y al verlo, dieron a conocer lo que se les había dicho acerca del niño.[18] Y todos los que oyeron, se maravillaron de lo que los pastores les decían.[19] Pero María guardaba todas estas cosas, meditándolas en su corazón.[20] Y volvieron los pastores glorificando y alabando a Dios por todas las cosas que habían oído y visto, como se les había dicho.[21] Cumplidos los ocho días para circuncidar al niño, le pusieron por nombre JESÚS, el cual le había sido puesto por el ángel antes que fuese concebido.

Mateo 2:1-12
[1] Cuando Jesús nació en Belén de Judea en días del rey Herodes, vinieron del oriente a Jerusalén unos magos,[2] diciendo: ¿Dónde está el rey de los judíos, que ha nacido? Porque su estrella hemos visto en el oriente, y venimos a adorarle.[3] Oyendo esto, el rey Herodes se turbó, y toda Jerusalén con él.[4] Y convocados todos los principales sacerdotes, y los escribas del pueblo, les preguntó dónde había de nacer el Cristo.[5] Ellos le dijeron: En Belén de Judea; porque así está escrito por el profeta:[6] Y tú, Belén, de la tierra de Judá, \par No eres la más pequeña entre los príncipes de Judá; \par Porque de ti saldrá un guiador, \par Que apacentará a mi pueblo Israel.[7] Entonces Herodes, llamando en secreto a los magos, indagó de ellos diligentemente el tiempo de la aparición de la estrella;[8] y enviándolos a Belén, dijo: Id allá y averiguad con diligencia acerca del niño; y cuando le halléis, hacédmelo saber, para que yo también vaya y le adore.[9] Ellos, habiendo oído al rey, se fueron; y he aquí la estrella que habían visto en el oriente iba delante de ellos, hasta que llegando, se detuvo sobre donde estaba el niño.[10] Y al ver la estrella, se regocijaron con muy grande gozo.[11] Y al entrar en la casa, vieron al niño con su madre María, y postrándose, lo adoraron; y abriendo sus tesoros, le ofrecieron presentes: oro, incienso y mirra.[12] Pero siendo avisados por revelación en sueños que no volviesen a Herodes, regresaron a su tierra por otro camino.

Gálatas 4:4
Pero cuando vino el cumplimiento del tiempo, Dios envió a su Hijo, nacido de mujer y nacido bajo la ley,

Lucas 2:1-4
[1] Aconteció en aquellos días, que se promulgó un edicto de parte de Augusto César, que todo el mundo fuese empadronado.[2] Este primer censo se hizo siendo Cirenio gobernador de Siria.[3] E iban todos para ser empadronados, cada uno a su ciudad.[4] Y José subió de Galilea, de la ciudad de Nazaret, a Judea, a la ciudad de David, que se llama Belén, por cuanto era de la casa y familia de David;

Apocalipsis 12:1-5
[1] Apareció en el cielo una gran señal: una mujer vestida del sol, con la luna debajo de sus pies, y sobre su cabeza una corona de doce estrellas.[2] Y estando encinta, clamaba con dolores de parto, en la angustia del alumbramiento.[3] También apareció otra señal en el cielo: he aquí un gran dragón escarlata, que tenía siete cabezas y diez cuernos, y en sus cabezas siete diademas;[4] y su cola arrastraba la tercera parte de las estrellas del cielo, y las arrojó sobre la tierra. Y el dragón se paró frente a la mujer que estaba para dar a luz, a fin de devorar a su hijo tan pronto como naciese.[5] Y ella dio a luz un hijo varón, que regirá con vara de hierro a todas las naciones; y su hijo fue arrebatado para Dios y para su trono.

Spanish Bible RVR 1960
Versión Reina-Valera 1960 © Sociedades Bíblicas en América Latina, 1960. Renovado © Sociedades Bíblicas Unidas, 1988