A A A A A

Adicional: [Alcohol]


1 Pedro 4:3
Baste ya el tiempo pasado para haber hecho lo que agrada a los gentiles, andando en lascivias, concupiscencias, embriagueces, orgías, disipación y abominables idolatrías.

1 Timoteo 5:23
Ya no bebas agua, sino usa de un poco de vino por causa de tu estómago y de tus frecuentes enfermedades.

Eclesiastés 9:7
Anda, y come tu pan con gozo, y bebe tu vino con alegre corazón; porque tus obras ya son agradables a Dios.

Efesios 5:18
No os embriaguéis con vino, en lo cual hay disolución; antes bien sed llenos del Espíritu,

Proverbios 20:1
El vino es escarnecedor, la sidra alborotadora, \par Y cualquiera que por ellos yerra no es sabio.

Proverbios 23:31
No mires al vino cuando rojea, \par Cuando resplandece su color en la copa. \par Se entra suavemente;

Romanos 13:13
Andemos como de día, honestamente; no en glotonerías y borracheras, no en lujurias y lascivias, no en contiendas y envidia,

Proverbios 31:4-5
[4] No es de los reyes, oh Lemuel, no es de los reyes beber vino, \par Ni de los príncipes la sidra;[5] No sea que bebiendo olviden la ley, \par Y perviertan el derecho de todos los afligidos.

Salmos 104:14-15
[14] El hace producir el heno para las bestias, \par Y la hierba para el servicio del hombre, \par Sacando el pan de la tierra,[15] Y el vino que alegra el corazón del hombre, \par El aceite que hace brillar el rostro, \par Y el pan que sustenta la vida del hombre.

1 Corintios 10:23-24
[23] Todo me es lícito, pero no todo conviene; todo me es lícito, pero no todo edifica.[24] Ninguno busque su propio bien, sino el del otro.

Isaías 62:8-9
[8] Juró Jehová por su mano derecha, y por su poderoso brazo: Que jamás daré tu trigo por comida a tus enemigos, ni beberán los extraños el vino que es fruto de tu trabajo;[9] sino que los que lo cosechan lo comerán, y alabarán a Jehová; y los que lo vendimian, lo beberán en los atrios de mi santuario.

Gálatas 5:19-21
[19] Y manifiestas son las obras de la carne, que son: adulterio, fornicación, inmundicia, lascivia,[20] idolatría, hechicerías, enemistades, pleitos, celos, iras, contiendas, disensiones, herejías,[21] envidias, homicidios, borracheras, orgías, y cosas semejantes a estas; acerca de las cuales os amonesto, como ya os lo he dicho antes, que los que practican tales cosas no heredarán el reino de Dios.

1 Corintios 9:19-23
[19] Por lo cual, siendo libre de todos, me he hecho siervo de todos para ganar a mayor número.[20] Me he hecho a los judíos como judío, para ganar a los judíos; a los que están sujetos a la ley (aunque yo no esté sujeto a la ley) como sujeto a la ley, para ganar a los que están sujetos a la ley;[21] a los que están sin ley, como si yo estuviera sin ley (no estando yo sin ley de Dios, sino bajo la ley de Cristo), para ganar a los que están sin ley.[22] Me he hecho débil a los débiles, para ganar a los débiles; a todos me he hecho de todo, para que de todos modos salve a algunos.[23] Y esto hago por causa del evangelio, para hacerme copartícipe de él.

Romanos 14:15-21
[15] Pero si por causa de la comida tu hermano es contristado, ya no andas conforme al amor. No hagas que por la comida tuya se pierda aquel por quien Cristo murió.[16] No sea, pues, vituperado vuestro bien;[17] porque el reino de Dios no es comida ni bebida, sino justicia, paz y gozo en el Espíritu Santo.[18] Porque el que en esto sirve a Cristo, agrada a Dios, y es aprobado por los hombres.[19] Así que, sigamos lo que contribuye a la paz y a la mutua edificación.[20] No destruyas la obra de Dios por causa de la comida. Todas las cosas a la verdad son limpias; pero es malo que el hombre haga tropezar a otros con lo que come.[21] Bueno es no comer carne, ni beber vino, ni nada en que tu hermano tropiece, o se ofenda, o se debilite.

Juan 2:3-11
[3] Y faltando el vino, la madre de Jesús le dijo: No tienen vino.[4] Jesús le dijo: ¿Qué tienes conmigo, mujer? Aún no ha venido mi hora.[5] Su madre dijo a los que servían: Haced todo lo que os dijere.[6] Y estaban allí seis tinajas de piedra para agua, conforme al rito de la purificación de los judíos, en cada una de las cuales cabían dos o tres cántaros.[7] Jesús les dijo: Llenad estas tinajas de agua. Y las llenaron hasta arriba.[8] Entonces les dijo: Sacad ahora, y llevadlo al maestresala. Y se lo llevaron.[9] Cuando el maestresala probó el agua hecha vino, sin saber él de dónde era, aunque lo sabían los sirvientes que habían sacado el agua, llamó al esposo,[10] y le dijo: Todo hombre sirve primero el buen vino, y cuando ya han bebido mucho, entonces el inferior; mas tú has reservado el buen vino hasta ahora.[11] Este principio de señales hizo Jesús en Caná de Galilea, y manifestó su gloria; y sus discípulos creyeron en él.

Spanish Bible RVR 1960
Versión Reina-Valera 1960 © Sociedades Bíblicas en América Latina, 1960. Renovado © Sociedades Bíblicas Unidas, 1988