A A A A A

Signos matemáticos: [Número 10]


1 Reyes 7:23
Hizo también una fuente circular de metal fundido, que medía cuatro metros y medio de diámetro y dos metros con veinticinco centímetros de alto. Su circunferencia, medida a cordel, era de trece metros y medio.

Números 11:11
Moisés oró al SEÑOR: —Si yo soy tu siervo, ¿por qué me perjudicas? ¿Por qué me niegas tu favor y me obligas a cargar con todo este pueblo?

Deuteronomio 1:11
¡Que el SEÑOR, el Dios de sus antepasados, los multiplique mil veces más, y los bendiga tal como lo prometió!

Levítico 20:13
»Si alguien se acuesta con otro hombre como quien se acuesta con una mujer, comete un acto abominable y los dos serán condenados a muerte, de la cual ellos mismos serán responsables.

1 Corintios 6:9-11
[9] ¿No saben que los malvados no heredarán el reino de Dios? ¡No se dejen engañar! Ni los fornicarios, ni los idólatras, ni los adúlteros, ni los sodomitas, ni los pervertidos sexuales,[10] ni los ladrones, ni los avaros, ni los borrachos, ni los calumniadores, ni los estafadores heredarán el reino de Dios.[11] Y eso eran algunos de ustedes. Pero ya han sido lavados, ya han sido santificados, ya han sido justificados en el nombre del Señor Jesucristo y por el Espíritu de nuestro Dios.

1 Corintios 10:13
Ustedes no han sufrido ninguna tentación que no sea común al género humano. Pero Dios es fiel, y no permitirá que ustedes sean tentados más allá de lo que puedan aguantar. Más bien, cuando llegue la tentación, él les dará también una salida a fin de que puedan resistir.

Romanos 1:20
Porque desde la creación del mundo las cualidades invisibles de Dios, es decir, su eterno poder y su naturaleza divina, se perciben claramente a través de lo que él creó, de modo que nadie tiene excusa.

Filipenses 4:19
Así que mi Dios les proveerá de todo lo que necesiten, conforme a las gloriosas riquezas que tiene en Cristo Jesús.

Salmos 55:22
Encomienda al SEÑOR tus afanes, y él te sostendrá; no permitirá que el justo caiga y quede abatido para siempre.

2 Timoteo 3:16
Toda la Escritura es inspirada por Dios y útil para enseñar, para reprender, para corregir y para instruir en la justicia,

Lucas 23:34
—Padre —dijo Jesús—, perdónalos, porque no saben lo que hacen. Mientras tanto, echaban suertes para repartirse entre sí la ropa de Jesús.

Génesis 1:31
Dios miró todo lo que había hecho, y consideró que era muy bueno. Y vino la noche, y llegó la mañana: ése fue el sexto día.

Salmos 104:9
Pusiste una frontera que ellas no pueden cruzar; ¡jamás volverán a cubrir la tierra!

Génesis 6:12
Al ver Dios tanta corrupción en la tierra, y tanta perversión en la gente,

Génesis 7:20
El nivel del agua subió más de siete metros por encima de las montañas.

Génesis 8:5-9
[5] y las aguas siguieron bajando hasta que el primer día del mes décimo pudieron verse las cimas de las montañas.[6] Después de cuarenta días, Noé abrió la ventana del arca que había hecho[7] y soltó un cuervo, el cual estuvo volando de un lado a otro, esperando a que se secara la tierra.[8] Luego soltó una paloma, para ver si las aguas que cubrían la tierra ya se habían retirado.[9] Pero la paloma no encontró un lugar donde posarse, y volvió al arca porque las aguas aún cubrían la tierra. Noé extendió la mano, tomó la paloma y la metió consigo en el arca.

Génesis 9:11
Éste es mi pacto con ustedes: Nunca más serán exterminados los seres humanos por un diluvio; nunca más habrá un diluvio que destruya la tierra.»

Deuteronomio 11:11
En cambio, la tierra que van a poseer es tierra de montañas y de valles, regada por la lluvia del cielo.

Lucas 11:11
»¿Quién de ustedes que sea padre, si su hijo le pide un pescado, le dará en cambio una serpiente?

Números 1:11
por la tribu de Benjamín, Abidán hijo de Gedeoni;

Josué 1:11
«Vayan por todo el campamento y díganle al pueblo que prepare provisiones, porque dentro de tres días cruzará el río Jordán para tomar posesión del territorio que Dios el SEÑOR le da como herencia.»

1 Corintios 6:9
¿No saben que los malvados no heredarán el reino de Dios? ¡No se dejen engañar! Ni los fornicarios, ni los idólatras, ni los adúlteros, ni los sodomitas, ni los pervertidos sexuales,

Juan 1:8
Juan no era la luz, sino que vino para dar testimonio de la luz.

Números 10:29
Entonces Moisés le dijo al madianita Hobab hijo de Reuel, que era su suegro: —Estamos por partir hacia la tierra que el SEÑOR prometió darnos. Ven con nosotros. Seremos generosos contigo, ya que el SEÑOR ha prometido ser generoso con Israel.

Spanish Bible NVI
Copyright © 1999, 2015 by Biblica, Inc.® All rights reserved worldwide