A A A A A

Vida: [Animales]


Génesis 1:21
Y creó Dios los grandes animales marinos, y todos los seres vivientes que se mueven y pululan en las aguas y todas las aves, según su especie. Y Dios consideró que esto era bueno,

Génesis 1:30
Y doy la hierba verde como alimento a todas las fieras de la tierra, a todas las aves del cielo y a todos los seres vivientes que se arrastran por la tierra.» Y así sucedió.

Santiago 3:7
El ser humano sabe domar y, en efecto, ha domado toda clase de fieras, de aves, de reptiles y de bestias marinas;

Jeremías 8:7
Aun la cigüeña en el cielo conoce sus estaciones; la tórtola, la golondrina y la grulla saben cuándo deben emigrar. Pero mi pueblo no conoce las leyes del SEÑOR.

Job 35:11
Pero nadie dice: “¿Dónde está Dios, mi Hacedor, que me infunde fuerzas por las noches,

Lucas 3:6
Y todo mortal verá la salvación de Dios.”»

Lucas 12:24
Fíjense en los cuervos: no siembran ni cosechan, ni tienen almacén ni granero; sin embargo, Dios los alimenta. ¡Cuánto más valen ustedes que las aves!

Mateo 6:26
Fíjense en las aves del cielo: no siembran ni cosechan ni almacenan en graneros; sin embargo, el Padre celestial las alimenta. ¿No valen ustedes mucho más que ellas?

Proverbios 12:10
El justo atiende a las necesidades de su bestia, pero el malvado es de mala entraña.

Salmos 104:21
Los leones rugen, reclamando su presa, exigiendo que Dios les dé su alimento.

Génesis 2:19-20
[19] Entonces Dios el SEÑOR formó de la tierra toda ave del cielo y todo animal del campo, y se los llevó al hombre para ver qué nombre les pondría. El hombre les puso nombre a todos los seres vivos, y con ese nombre se les conoce.[20] Así el hombre fue poniéndoles nombre a todos los animales domésticos, a todas las aves del cielo y a todos los animales del campo. Sin embargo, no se encontró entre ellos la ayuda adecuada para el hombre.

Génesis 9:2-3
[2] Todos los animales de la tierra sentirán temor y respeto ante ustedes: las aves, las bestias salvajes, los animales que se arrastran por el suelo, y los peces del mar. Todos estarán bajo su dominio.[3] Todo lo que se mueve y tiene vida, al igual que las verduras, les servirá de alimento. Yo les doy todo esto.

Génesis 1:24-28
[24] Y dijo Dios: «¡Que produzca la tierra seres vivientes: animales domésticos, animales salvajes, y reptiles, según su especie!» Y sucedió así.[25] Dios hizo los animales domésticos, los animales salvajes, y todos los reptiles, según su especie. Y Dios consideró que esto era bueno,[26] y dijo: «Hagamos al ser humano a nuestra imagen y semejanza. Que tenga dominio sobre los peces del mar, y sobre las aves del cielo; sobre los animales domésticos, sobre los animales salvajes, y sobre todos los reptiles que se arrastran por el suelo.»[27] Y Dios creó al ser humano a su imagen; lo creó a imagen de Dios. Hombre y mujer los creó,[28] y los bendijo con estas palabras: «Sean fructíferos y multiplíquense; llenen la tierra y sométanla; dominen a los peces del mar y a las aves del cielo, y a todos los reptiles que se arrastran por el suelo.»

Proverbios 6:6-8
[6] ¡Anda, perezoso, fíjate en la hormiga! ¡Fíjate en lo que hace, y adquiere sabiduría![7] No tiene quien la mande, ni quien la vigile ni gobierne;[8] con todo, en el verano almacena provisiones y durante la cosecha recoge alimentos.

Salmos 8:6-9
[6] lo entronizaste sobre la obra de tus manos, todo lo sometiste a su dominio;[7] todas las ovejas, todos los bueyes, todos los animales del campo,[8] las aves del cielo, los peces del mar, y todo lo que surca los senderos del mar.[9] Oh SEÑOR, soberano nuestro, ¡qué imponente es tu nombre en toda la tierra!

Job 12:7-10
[7] »Pero interroga a los animales, y ellos te darán una lección; pregunta a las aves del cielo, y ellas te lo contarán;[8] habla con la tierra, y ella te enseñará; con los peces del mar, y te lo harán saber.[9] ¿Quién de todos ellos no sabe que la mano del SEÑOR ha hecho todo esto?[10] En sus manos está la vida de todo ser vivo, y el hálito que anima a todo ser humano.

Isaías 11:6-9
[6] El lobo vivirá con el cordero, el leopardo se echará con el cabrito, y juntos andarán el ternero y el cachorro de león, y un niño pequeño los guiará.[7] La vaca pastará con la osa, sus crías se echarán juntas, y el león comerá paja como el buey.[8] Jugará el niño de pecho junto a la cueva de la cobra, y el recién destetado meterá la mano en el nido de la víbora.[9] No harán ningún daño ni estrago en todo mi monte santo, porque rebosará la tierra con el conocimiento del SEÑOR como rebosa el mar con las aguas.

Eclesiastés 3:18-21
[18] Pensé también con respecto a los hombres: «Dios los está poniendo a prueba, para que ellos mismos se den cuenta de que son como los animales.[19] Los hombres terminan igual que los animales; el destino de ambos es el mismo, pues unos y otros mueren por igual, y el aliento de vida es el mismo para todos, así que el hombre no es superior a los animales. Realmente, todo es absurdo,[20] y todo va hacia el mismo lugar. »Todo surgió del polvo, y al polvo todo volverá.[21] »¿Quién sabe si el espíritu del hombre se remonta a las alturas, y el de los animales desciende a las profundidades de la tierra?»

Salmos 148:7-12
[7] Alaben al SEÑOR desde la tierra los monstruos marinos y las profundidades del mar,[8] el relámpago y el granizo, la nieve y la neblina, el viento tempestuoso que cumple su mandato,[9] los montes y las colinas, los árboles frutales y todos los cedros,[10] los animales salvajes y los domésticos, los reptiles y las aves,[11] los reyes de la tierra y todas las naciones, los príncipes y los gobernantes de la tierra,[12] los jóvenes y las jóvenes, los ancianos y los niños.

Spanish Bible NVI
Copyright © 1999, 2015 by Biblica, Inc.® All rights reserved worldwide