A A A A A

Adicional: [Abundancia]


1 Timoteo 5:8
El que no provee para los suyos, y sobre todo para los de su propia casa, ha negado la fe y es peor que un incrédulo.

2 Corintios 9:8
Y Dios puede hacer que toda gracia abunde para ustedes, de manera que siempre, en toda circunstancia, tengan todo lo necesario, y toda buena obra abunde en ustedes.

Deuteronomio 29:12
Están aquí para hacer un pacto con el SEÑOR su Dios, quien hoy lo establece con ustedes y lo sella con su juramento.

Efesios 3:20
Al que puede hacer muchísimo más que todo lo que podamos imaginarnos o pedir, por el poder que obra eficazmente en nosotros,

Éxodo 34:6
pasando delante de él, proclamó: —El SEÑOR, el SEÑOR, Dios clemente y compasivo, lento para la ira y grande en amor y fidelidad,

Santiago 1:17
Toda buena dádiva y todo don perfecto descienden de lo alto, donde está el Padre que creó las lumbreras celestes, y que no cambia como los astros ni se mueve como las sombras.

Juan 10:10
El ladrón no viene más que a robar, matar y destruir; yo he venido para que tengan vida, y la tengan en abundancia.

Lucas 6:38
Den, y se les dará: se les echará en el regazo una medida llena, apretada, sacudida y desbordante. Porque con la medida que midan a otros, se les medirá a ustedes.»

Lucas 6:45
El que es bueno, de la bondad que atesora en el corazón produce el bien; pero el que es malo, de su maldad produce el mal, porque de lo que abunda en el corazón habla la boca.

Mateo 6:33
Más bien, busquen primeramente el reino de Dios y su justicia, y todas estas cosas les serán añadidas.

Filipenses 4:19
Así que mi Dios les proveerá de todo lo que necesiten, conforme a las gloriosas riquezas que tiene en Cristo Jesús.

Proverbios 3:5-10
[5] Confía en el SEÑOR de todo corazón, y no en tu propia inteligencia.[6] Reconócelo en todos tus caminos, y él allanará tus sendas.[7] No seas sabio en tu propia opinión; más bien, teme al SEÑOR y huye del mal.[8] Esto infundirá salud a tu cuerpo y fortalecerá tu ser.[9] Honra al SEÑOR con tus riquezas y con los primeros frutos de tus cosechas.[10] Así tus graneros se llenarán a reventar y tus bodegas rebosarán de vino nuevo.

Salmos 23:5
Dispones ante mí un banquete en presencia de mis enemigos. Has ungido con perfume mi cabeza; has llenado mi copa a rebosar.

Salmos 36:8
Se sacian de la abundancia de tu casa; les das a beber de tu río de deleites

Salmos 37:11
Pero los desposeídos heredarán la tierra y disfrutarán de gran bienestar.

Salmos 65:11
Tú coronas el año con tus bondades, y tus carretas se desbordan de abundancia.

Salmos 72:16
Que abunde el trigo en toda la tierra; que ondeen los trigales en la cumbre de los montes. Que el grano se dé como en el Líbano; que abunden las gavillas como la hierba del campo.

Romanos 15:13
Que el Dios de la esperanza los llene de toda alegría y paz a ustedes que creen en él, para que rebosen de esperanza por el poder del Espíritu Santo.

Salmos 66:8-12
[8] Pueblos todos, bendigan a nuestro Dios, hagan oír la voz de su alabanza.[9] Él ha protegido nuestra vida, ha evitado que resbalen nuestros pies.[10] Tú, oh Dios, nos has puesto a prueba; nos has purificado como a la plata.[11] Nos has hecho caer en una red; ¡pesada carga nos has echado a cuestas![12] Las caballerías nos han aplastado la cabeza; hemos pasado por el fuego y por el agua, pero al fin nos has dado un respiro.

Spanish Bible NVI
Copyright © 1999, 2015 by Biblica, Inc.® All rights reserved worldwide