A A A A A

Pecados: [Maldiciendo]


Colosenses 3:8
Pero ahora desechad también vosotros todas estas cosas: ira, enojo, malicia, maledicencia, lenguaje soez de vuestra boca.

Colosenses 4:6
Que vuestra conversación sea siempre con gracia, sazonada como con sal, para que sepáis cómo debéis responder a cada persona.

Efesios 4:29
No salga de vuestra boca ninguna palabra mala, sino sólo la que sea buena para edificación, según la necesidad del momento, para que imparta gracia a los que escuchan.

Efesios 5:4
ni obscenidades, ni necedades, ni groserías, que no son apropiadas, sino más bien acciones de gracias.

Éxodo 20:7
No tomarás el nombre del SEÑOR tu Dios en vano, porque el SEÑOR no tendrá por inocente al que tome su nombre en vano.

Santiago 1:26
Si alguno se cree religioso, pero no refrena su lengua, sino que engaña a su propio corazón, la religión del tal es vana.

Santiago 3:10
de la misma boca proceden bendición y maldición. Hermanos míos, esto no debe ser así.

Santiago 3:5-12
[5] Así también la lengua es un miembro pequeño, y sin embargo, se jacta de grandes cosas. Mirad, ¡qué gran bosque se incendia con tan pequeño fuego![6] Y la lengua es un fuego, un mundo de iniquidad. La lengua está puesta entre nuestros miembros, la cual contamina todo el cuerpo, es encendida por el infierno e inflama el curso de nuestra vida.[7] Porque todo género de fieras y de aves, de reptiles y de animales marinos, se puede domar y ha sido domado por el género humano,[8] pero ningún hombre puede domar la lengua; es un mal turbulento y lleno de veneno mortal.[9] Con ella bendecimos a nuestro Señor y Padre, y con ella maldecimos a los hombres, que han sido hechos a la imagen de Dios;[10] de la misma boca proceden bendición y maldición. Hermanos míos, esto no debe ser así.[11] ¿Acaso una fuente por la misma abertura echa agua dulce y amarga?[12] ¿Acaso, hermanos míos, puede una higuera producir aceitunas, o una vid higos? Tampoco la fuente de agua salada puede producir agua dulce.

Levítico 20:9
"Todo aquel que maldiga a su padre o a su madre, ciertamente se le dará muerte; ha maldecido a su padre o a su madre, su culpa de sangre sea sobre él.

Lucas 6:28
bendecid a los que os maldicen; orad por los que os vituperan.

Mateo 5:22
Pero yo os digo que todo aquel que esté enojado con su hermano será culpable ante la corte; y cualquiera que diga: "Raca" a su hermano, será culpable delante de la corte suprema; y cualquiera que diga: "Idiota", será reo del infierno de fuego.

1 Pedro 3:10
Pues EL QUE QUIERE AMAR LA VIDA Y VER DIAS BUENOS, REFRENE SU LENGUA DEL MAL Y SUS LABIOS NO HABLEN ENGAÑO.

Mateo 15:11
no es lo que entra en la boca lo que contamina al hombre; sino lo que sale de la boca, eso es lo que contamina al hombre.

Proverbios 18:21
Muerte y vida están en poder de la lengua, y los que la aman comerán su fruto.

Salmos 109:17
También amaba la maldición, y ésta vino sobre él; no se deleitó en la bendición, y ella se alejó de él.

Romanos 12:14
Bendecid a los que os persiguen; bendecid, y no maldigáis.

2 Reyes 2:23-24
[23] Después subió de allí a Betel; y mientras subía por el camino, unos muchachos salieron de la ciudad y se burlaban de él, y le decían: ¡Sube, calvo; sube, calvo![24] Cuando él miró hacia atrás y los vio, los maldijo en el nombre del SEÑOR. Entonces salieron dos osas del bosque y despedazaron de ellos a cuarenta y dos muchachos.

Mateo 15:10-11
[10] Y llamando junto a sí a la multitud, les dijo: Oíd y entended:[11] no es lo que entra en la boca lo que contamina al hombre; sino lo que sale de la boca, eso es lo que contamina al hombre.

Santiago 3:8-10
[8] pero ningún hombre puede domar la lengua; es un mal turbulento y lleno de veneno mortal.[9] Con ella bendecimos a nuestro Señor y Padre, y con ella maldecimos a los hombres, que han sido hechos a la imagen de Dios;[10] de la misma boca proceden bendición y maldición. Hermanos míos, esto no debe ser así.

Mateo 15:18-20
[18] Pero lo que sale de la boca proviene del corazón, y eso es lo que contamina al hombre.[19] Porque del corazón provienen malos pensamientos, homicidios, adulterios, fornicaciones, robos, falsos testimonios y calumnias.[20] Estas cosas son las que contaminan al hombre; pero comer sin lavarse las manos no contamina al hombre.

Spanish Bible LBLA 1997
Copyright © 1986, 1995, 1997 by The Lockman Foundation