A A A A A

Vida: [Belleza]


1 Pedro 3:3-4
[3] Que vuestro adorno no consista en cosas externas, como peinados ostentosos, joyas de oro o vestidos lujosos,[4] sino en lo íntimo del corazón, en la belleza incorruptible de un espíritu suave y tranquilo. Esta belleza vale mucho delante de Dios.

2 Corintios 4:16
Por eso no nos desanimamos, pues aunque por fuera vamos envejeciendo, por dentro nos rejuvenecemos día a día.

Efesios 2:10
pues Dios es quien nos ha hecho, quien nos ha creado en Cristo Jesús para que hagamos buenas obras, según lo que había dispuesto de antemano.

Génesis 1:27
Cuando Dios creó al hombre, lo creó semejante a Dios mismo. Hombre y mujer los creó,

Isaías 40:8
La hierba se seca y la flor se marchita, pero la palabra de nuestro Dios permanece firme para siempre.”

Filipenses 4:8
Por último, hermanos, pensad en todo lo verdadero, en todo lo que es digno de respeto, en todo lo recto, en todo lo puro, en todo lo agradable, en todo lo que tiene buena fama. Pensad en todo lo que es bueno y merece alabanza.

Salmos 139:14
Te alabo porque estoy maravillado, porque es maravilloso lo que has hecho. ¡De ello estoy bien convencido!

Romanos 8:6
Ahora bien, preocuparse solo de lo que es humano lleva a la muerte; en cambio, preocuparse de las cosas del Espíritu lleva a la vida y la paz.

Cantares 4:7
¡Tú eres hermosa, amor mío; hermosa de pies a cabeza! ¡En ti no hay defecto alguno!

Mateo 6:28-29
[28] “¿Y por qué estar preocupados por la ropa? Mirad cómo crecen los lirios del campo: no trabajan ni hilan.[29] Sin embargo, os digo que ni aun el rey Salomón, con todo su lujo, se vestía como uno de ellos.

1 Timoteo 2:9-10
[9] Y quiero que las mujeres se vistan decentemente, con modestia y sencillez; que se adornen, pero no con peinados exagerados ni con oro, perlas o vestidos lujosos,[10] sino con buenas obras, como deben hacerlo las mujeres que se han consagrado a Dios.

1 Samuel 16:7
Pero el Señor le dijo: “No te fijes en su apariencia ni en su elevada estatura, pues yo lo he rechazado. No se trata de lo que el hombre ve, pues el hombre se fija en las apariencias. Yo me fijo en el corazón.”

Eclesiastés 3:11
Él, en el momento preciso, todo lo hizo hermoso; puso además en la mente humana la idea de lo infinito, aun cuando el hombre no alcanza a comprender en toda su amplitud lo que Dios ha hecho y lo que hará.

Gálatas 3:26-27
[26] Porque por la fe en Cristo Jesús sois todos vosotros hijos de Dios,[27] y por el bautismo habéis sido unidos a Cristo y habéis sido revestidos de él.

Proverbios 3:15-18
[15] La sabiduría vale más que las piedras preciosas; ¡ni aun las cosas más deseables se le pueden comparar![16] Con la derecha ofrece larga vida, y con la izquierda, riquezas y honores.[17] Seguir sus pasos es muy agradable; andar por sus senderos es vivir en paz.[18] La sabiduría es vida para quien la obtiene; ¡dichosos los que saben retenerla!

Ezequiel 28:17-18
[17] Tu belleza te llenó de orgullo; tu esplendor echó a perder tu sabiduría. Yo te arrojé al suelo, te expuse al ridículo en presencia de los reyes.[18] Tantos pecados cometiste y tanto te corrompiste con tu comercio, que llegaste a profanar tus templos. Entonces hice brotar en medio de ti un fuego que te devorase. Todos pueden verte ahora en el suelo, convertido en cenizas.

Santiago 1:23
El que solamente oye el mensaje, pero no lo practica, es como el hombre que se mira la cara en un espejo:

Mateo 23:28
“¡Ay de vosotros, maestros de la ley y fariseos, hipócritas!, que construís los sepulcros de los profetas y adornáis los monumentos funerarios de los hombres justos,

Proverbios 31:30
Los encantos son una mentira, la belleza no es más que ilusión, pero la mujer que honra al Señor es digna de alabanza.

Spanish Bible DHH 1996
Dios habla hoy ®, © Sociedades Bíblicas Unidas, 1966, 1970, 1979, 1983, 1996