A A A A A

Vida: [Animales]


Génesis 1:21
Dios creó los grandes monstruos del mar, y todos los seres que el agua produce y que viven en ella, y las aves. Y al ver Dios que todo estaba bien,

Génesis 1:30
Pero a los animales salvajes, a los que se arrastran por el suelo y a las aves, les doy la hierba como alimento.” Así fue,

Santiago 3:7
El hombre es capaz de dominar toda clase de fieras, aves, serpientes y animales del mar, y los ha dominado;

Jeremías 8:7
Aun la cigüeña en el cielo sabe cuándo debe volver. La tórtola, la golondrina y la grulla saben cuándo deben ir a otro lugar. En cambio tú, pueblo mío, no conoces mis leyes.

Job 35:11
al que nos instruye y nos enseña por medio de los animales y las aves.

Lucas 3:6
Todo el mundo verá la salvación que Dios envía.’ ”

Lucas 12:24
Fijaos en los cuervos: no siembran, ni siegan, ni tienen almacén ni granero. Sin embargo, Dios les da de comer. ¡Cuánto más valéis vosotros que las aves!

Mateo 6:26
Mirad las aves que vuelan por el cielo: ni siembran ni siegan ni almacenan en graneros la cosecha; sin embargo, vuestro Padre que está en el cielo les da de comer. Pues bien, ¿acaso no valéis vosotros más que las aves?

Proverbios 12:10
El justo sabe que sus animales sienten, pero el malvado nada entiende de compasión.

Salmos 104:21
Los leones rugen por la víctima; piden que Dios les dé su comida.

Génesis 2:19-20
[19] Y Dios el Señor formó de la tierra todos los animales y todas las aves, y se los llevó al hombre para que les pusiera nombre. El hombre puso nombre a todos los animales domésticos, a todas las aves y a todos los animales salvajes, y ese nombre les quedó. Sin embargo, ninguno de ellos resultó ser la ayuda adecuada para él.[20] --

Génesis 9:2-3
[2] Todos los animales del mundo temblarán de miedo delante de vosotros. Todos los animales, en el aire, en la tierra y en el mar, están bajo vuestro poder.[3] Podéis comer de todos los animales y verduras que queráis. Yo os los doy.

Génesis 1:24-28
[24] Entonces Dios dijo: “Produzca la tierra toda clase de animales domésticos y salvajes, y los que se arrastran por el suelo.” Y así fue.[25] Dios hizo estos animales y vio que todo estaba bien.[26] Entonces dijo: “Ahora hagamos al hombre. Será semejante a nosotros, y tendrá poder sobre los peces, las aves, los animales domésticos y los salvajes, y sobre los que se arrastran por el suelo.”[27] Cuando Dios creó al hombre, lo creó semejante a Dios mismo. Hombre y mujer los creó,[28] y les dio su bendición: “Tened muchos, muchos hijos; llenad el mundo y gobernadlo; dominad sobre los peces, las aves y todos los animales que se arrastran.”

Proverbios 6:6-8
[6] Mira la hormiga, perezoso; fíjate en lo que hace y aprende la lección:[7] aunque no tiene quien mande sobre ella ni quien le diga lo que debe hacer,[8] asegura su comida en el verano, la almacena durante la cosecha.

Salmos 8:6-9
[6] le diste autoridad sobre tus obras, le pusiste por encima de todo:[7] sobre las ovejas y los bueyes, sobre los animales salvajes,[8] sobre las aves que vuelan por el cielo, sobre los peces que viven en el mar, ¡sobre todo lo que hay en el mar![9] Señor, soberano nuestro, ¡tu nombre domina en toda la tierra!

Job 12:7-10
[7] Pregunta a las bestias o a las aves: ellas te pueden enseñar.[8] También a la tierra y a los peces del mar puedes pedirles que te instruyan.[9] ¿Hay alguien todavía que no sepa que Dios lo hizo todo con su mano?[10] En su mano está la vida de todo ser viviente.

Isaías 11:6-9
[6] Entonces el lobo y el cordero vivirán en paz, el tigre descansará al lado del cabrito, el becerro y el león crecerán juntos y se dejarán guiar por un niño pequeño.[7] La vaca y la osa serán amigas, y juntas descansarán sus crías. El león comerá hierba, como el buey.[8] El niño jugará en el escondrijo de la cobra y meterá la mano en el nido de la víbora.[9] En todo mi monte santo no habrá quien haga ningún daño, porque así como el agua llena el mar, así el conocimiento del Señor llenará todo el país.

Eclesiastés 3:18-21
[18] También digo, en cuanto a la conducta humana, que Dios está poniendo a prueba a los hombres para que se den cuenta de que también ellos son como animales.[19] En realidad, hombres y animales tienen el mismo destino: unos y otros mueren por igual, y el aliento de vida es el mismo para todos. Nada de más tiene el hombre que el animal: todo es vana ilusión[20] y todos paran en el mismo lugar. Del polvo fueron hechos todos, y al polvo todos volverán.[21] ¿Quién puede asegurar que el espíritu del hombre sube a las alturas de los cielos y que el espíritu del animal baja a las profundidades de la tierra?

Salmos 148:7-12
[7] ¡Alabad al Señor desde la tierra, y los monstruos del mar y el mar profundo![8] ¡El rayo y el granizo, la nieve y la neblina! ¡El viento tempestuoso que cumple sus mandatos![9] ¡Los montes y las colinas! ¡Todos los cedros y los árboles frutales![10] ¡Los animales domésticos y los salvajes! ¡Las aves y los reptiles![11] ¡Los reyes del mundo y todos los pueblos! ¡Todos los jefes y gobernantes del mundo![12] ¡Hombres y mujeres, jóvenes y viejos!

Spanish Bible DHH 1996
Dios habla hoy ®, © Sociedades Bíblicas Unidas, 1966, 1970, 1979, 1983, 1996