A A A A A

Buen Personaje: [Cuidando]


1 Timoteo 5:4
Pero si una viuda tiene hijos o nietos, ellos son los primeros que deben aprender a cumplir sus obligaciones con los de su propia familia y corresponder al amor de sus padres. Esto es bueno y agrada a Dios.

1 Timoteo 3:15
para que, si me retraso, sepas cómo debe portarse uno en la familia de Dios, en la iglesia del Dios viviente, la cual sostiene y defiende la verdad.

Juan 8:32
conoceréis la verdad, y la verdad os hará libres.

Apocalipsis 17:5
y llevaba escrito en la frente un nombre misterioso: “La gran Babilonia, madre de las prostitutas y de todo lo que hay de odioso en el mundo.”

Santiago 1:27
La religión pura y sin mancha delante del Dios y Padre es esta: ayudar a los huérfanos y a las viudas en sus aflicciones, y no mancharse con la maldad de este mundo.

Juan 6:54
El que come mi cuerpo y bebe mi sangre tiene vida eterna; y yo le resucitaré el día último.

Marcos 6:3
¿No es este el carpintero, el hijo de María y hermano de Santiago, José, Judas y Simón? ¿Y no viven sus hermanas también aquí, entre nosotros? Y no quisieron hacerle caso.

Juan 14:6
Jesús le contestó: –Yo soy el camino, la verdad y la vida. Solamente por mí se puede llegar al Padre.

Génesis 1:1-7
[1] En el comienzo de todo, Dios creó el cielo y la tierra.[2] La tierra no tenía entonces forma alguna; todo era un mar profundo cubierto de oscuridad, y el espíritu de Dios se movía sobre las aguas.[3] Dios dijo: “¡Haya luz!” Y hubo luz.[4] Al ver Dios que la luz era buena, la separó de la oscuridad[5] y la llamó “día”, y a la oscuridad la llamó “noche”. De este modo se completó el primer día.[6] Después Dios dijo: “Haya una bóveda que separe las aguas, para que queden separadas.” Y así fue.[7] Dios hizo una bóveda que separó las aguas: una parte de ellas quedó debajo de la bóveda y otra parte quedó encima.

1 Timoteo 5:8
Quien no se preocupa de los suyos, y sobre todo de los de su propia familia, ha negado la fe y es peor que los que no creen.

Gálatas 1:19
pero no vi a ningún otro apóstol, sino sólo a Santiago, el hermano del Señor.

Malaquías 1:11
En todas las naciones del mundo se me honra; en todas partes queman incienso en mi honor y me hacen ofrendas dignas.

Génesis 2:7
Entonces Dios el Señor formó al hombre, de la tierra misma, sopló en su nariz y le dio vida. Así el hombre comenzó a vivir.

Juan 3:3-5
[3] Jesús le dijo: –Te aseguro que el que no nace de nuevo no puede ver el reino de Dios.[4] Nicodemo le preguntó: –Pero ¿cómo puede nacer un hombre que ya es viejo? ¿Acaso puede entrar otra vez dentro de su madre para volver a nacer?[5] Jesús le contestó: –Te aseguro que el que no nace del agua y del Espíritu no puede entrar en el reino de Dios.

Hebreos 12:14
Procurad estar en paz con todos y llevar una vida santa, pues sin la santidad nadie podrá ver al Señor.

Apocalipsis 17:18
La mujer que viste es aquella gran ciudad que domina a los reyes del mundo.”

Mateo 16:18
Y yo te digo que tú eres Pedro, y sobre esta piedra voy a edificar mi iglesia; y el poder de la muerte no la vencerá.

Génesis 1:1
En el comienzo de todo, Dios creó el cielo y la tierra.

Éxodo 15:3
El Señor es un gran guerrero. El Señor, ¡ése es su nombre!

Apocalipsis 17:9
“¡Aquí se verá quién tiene sabiduría y entendimiento! Las siete cabezas representan las siete colinas sobre las que esa mujer está sentada, y las cabezas representan también siete reyes.

Filipenses 4:6-7
[6] No os aflijáis por nada, sino presentadlo todo a Dios en oración. Pedidle, y también dadle gracias.[7] Así Dios os dará su paz, que es más grande que todo cuanto el hombre puede comprender; y esa paz guardará vuestro corazón y vuestros pensamientos, porque estáis unidos a Cristo Jesús.

Gálatas 4:19
Hijitos míos, otra vez sufro dolores por vosotros, como los dolores de parto de una madre. Y seguiré sufriéndolos hasta que Cristo se forme en vosotros.

1 Pedro 3:15
sino honrad a Cristo, como Señor, en vuestros corazones. Estad siempre preparados para responder a cualquiera que os pida razón de la esperanza que tenéis,

Apocalipsis 17:1
Uno de los siete ángeles que tenían las siete copas, vino y me dijo: “Ven, te voy a mostrar el castigo de la gran prostituta que está sentada sobre las aguas.

Mateo 18:15-18
[15] Si no te hace caso, llama a una o dos personas más, porque toda acusación debe basarse en el testimonio de dos o tres testigos.[16] Si tampoco les hace caso a ellos, díselo a la congregación; y si tampoco hace caso a la congregación, considéralo como un pagano o como uno de esos que cobran impuestos para Roma.[17] “Os aseguro que todo lo que atéis en este mundo, también quedará atado en el cielo; y todo lo que desatéis en este mundo, también quedará desatado en el cielo.[18] “Además os digo que si dos de vosotros os ponéis de acuerdo aquí en la tierra para pedir algo en oración, mi Padre que está en el cielo os lo dará.

Efesios 1:22-23
[22] Sometió todas las cosas bajo los pies de Cristo, y a Cristo mismo lo dio a la iglesia como cabeza de todo.[23] Pues la iglesia es el cuerpo de Cristo, la plenitud de Cristo, que es quien lleva todas las cosas a su plenitud.

Efesios 5:23
porque el marido es cabeza de la mujer, como Cristo es cabeza de la iglesia. Cristo es también el Salvador de la iglesia, que es su cuerpo;

Hechos 4:32
Todos los creyentes, que ya eran muchos, pensaban y sentían de la misma manera. Ninguno decía que sus cosas fueran solo suyas, sino que eran de todos.

1 Corintios 1:10
Hermanos, en el nombre de nuestro Señor Jesucristo os ruego que os pongáis de acuerdo y no estéis divididos. Vivid en armonía, pensando y sintiendo de la misma manera.

Juan 12:48
El que me desprecia y no hace caso de mis palabras, ya tiene quien le condene: las palabras que he dicho le condenarán el día último.

Juan 14:28
Ya me oísteis decir que me voy, y que vendré para estar otra vez con vosotros. Si de veras me amaseis os habríais alegrado al saber que voy al Padre, porque él es más que yo.

Hebreos 1:14
Porque todos los ángeles son espíritus al servicio de Dios, enviados en ayuda de quienes han de recibir en herencia la salvación.

Mateo 18:10
“No despreciéis a ninguno de estos pequeños. Pues os digo que sus ángeles en el cielo contemplan siempre el rostro de mi Padre celestial.11

Efesios 6:12
Porque no estamos luchando contra gente de carne y hueso, sino contra malignas fuerzas espirituales del cielo, que tienen mando, autoridad y dominio sobre este mundo lleno de oscuridad.

Juan 3:16
“Tanto amó Dios al mundo, que dio a su Hijo único, para que todo aquel que cree en él no muera, sino que tenga vida eterna.

Juan 17:17
Conságralos a ti por medio de la verdad: tu palabra es la verdad.

Apocalipsis 2:9
Yo conozco tus sufrimientos y tu pobreza, aunque en realidad eres rico. Y sé lo mal que hablan de ti esos que se dicen judíos pero no son otra cosa que una sinagoga de Satanás.

Salmos 68:5
Dios, que habita en su santo templo, es padre de los huérfanos y defensor de las viudas;

Salmos 146:9
El Señor protege a los extranjeros y sostiene a los huérfanos y a las viudas, pero hace que los malvados pierdan el camino.

Gálatas 2:10
Tan solo nos pidieron que nos acordásemos de los pobres, cosa que me he esforzado en hacer.

Romanos 3:23
porque todos han pecado y están lejos de la presencia gloriosa de Dios.

Spanish Bible DHH 1996
Dios habla hoy ®, © Sociedades Bíblicas Unidas, 1966, 1970, 1979, 1983, 1996