A A A A A

Pecados: [Apostasía]


2 Tesalonicenses 2:3
Nadie os engañe en ninguna manera, porque no vendrá sin que antes venga la apostasía, y sea manifestado el hombre de iniquidad, el hijo de perdición,

Daniel 9:27
Y por otra semana confirmará el pacto con muchos. A la mitad de la semana hará cesar el sacrificio y la ofrenda. Después, con la muchedumbre de las abominaciones, vendrá el desolador, hasta que venga la consumación, y lo que está determinado se derrame sobre el desolador.

1 Timoteo 4:1
Pero el Espíritu dice claramente que en los postreros tiempos algunos apostatarán de la fe, escuchando a espíritus engañadores y a doctrinas de demonios,

Hebreos 3:12
Mirad pues hermanos, no sea que acaso haya en alguno de vosotros un corazón malo de incredulidad como para apartarse del Dios vivo.

Lucas 8:13
Los de sobre el terreno pedregoso son los que cuando oyen, reciben la palabra con gozo, pero éstos no tienen raíz; creen por un tiempo, pero en el tiempo de la prueba se apartan.

Hebreos 6:4-6
[4] Porque, en efecto, es imposible que los que una vez fueron iluminados y probaron el don celestial, y llegaron a ser partícipes del Espíritu Santo,[5] y probaron la buena Palabra de Dios y los poderes del mundo venidero,[6] y recayeron, sean otra vez renovados para arrepentimiento, crucificando otra vez para sí mismos al Hijo de Dios, habiéndolo expuesto a la ignominia pública.

2 Pedro 2:20-22
[20] Porque si tratando de escapar de las contaminaciones del mundo por medio del conocimiento del Señor y Salvador Jesucristo, y enredándose otra vez en ellas, son vencidos, su postrer estado viene a serles peor que el primero.[21] Porque mejor les hubiera sido no haber conocido el camino de justicia, que después de conocerlo volverse atrás del santo mandamiento que les fue dado.[22] Pero les ha acontecido lo de aquel refrán tan verdadero: El perro vuelve a su vómito, y la puerca lavada volvió a revolcarse en el cieno.

Hebreos 10:26-29
[26] Porque si continuamos pecando voluntariamente después de haber recibido el conocimiento de la verdad, ya no queda más sacrificio por el pecado,[27] sino una horrenda expectación de juicio y ardor de fuego que va a consumir a los adversarios.[28] El que viola la Ley de Moisés, por el testimonio de dos o tres testigos muere irremisiblemente.[29] ¿Cuánto peor castigo pensáis que merecerá el que pisoteó al Hijo de Dios y tuvo por inmunda la sangre del pacto, en la cual fue santificado, y ultrajó al Espíritu de gracia?

2 Timoteo 4:3-4
[3] Porque vendrá tiempo cuando no soportarán la sana doctrina, sino que sintiendo comezón de oídos, se acumularán para sí mismos maestros conforme a sus propias concupiscencias;[4] y apartarán el oído de la verdad, y serán extraviados a las fábulas.

Juan 15:6
A no ser que alguien permanezca en mí, es echado fuera como el pámpano sin fruto, que se seca. Y los recogen y los echan al fuego, y arden.

1 Timoteo 4:1-2
[1] Pero el Espíritu dice claramente que en los postreros tiempos algunos apostatarán de la fe, escuchando a espíritus engañadores y a doctrinas de demonios,[2] por la hipocresía de mentirosos que han sido cauterizados en su misma conciencia;

2 Pedro 2:1
Pero hubo también falsos profetas entre el pueblo, como también habrá entre vosotros falsos maestros, que introducirán encubiertamente herejías destructoras, negando aun al Soberano que los adquirió, trayendo sobre sí mismos destrucción repentina.

Mateo 24:10-12
[10] Y muchos tropezarán entonces, y se entregarán unos a otros, y unos a otros se aborrecerán.[11] Y serán levantados muchos falsos profetas y engañarán a muchos.[12] Y por haberse multiplicado la maldad, el amor de la mayoría se enfriará.

2 Pedro 3:17
Así que vosotros, amados, conociéndolo de antemano, guardaos para que no caigáis de vuestra firmeza arrastrados por el error de los libertinos.

Juan 6:66
Por esto muchos de sus discípulos se volvieron a lo anterior y ya no andaban con Él.

2 Pedro 2:17
Éstos son fuentes sin agua, nubes impulsadas por la tormenta, para los cuales está reservada la negrura de las tinieblas.

1 Timoteo 4:1-3
[1] Pero el Espíritu dice claramente que en los postreros tiempos algunos apostatarán de la fe, escuchando a espíritus engañadores y a doctrinas de demonios,[2] por la hipocresía de mentirosos que han sido cauterizados en su misma conciencia;[3] que prohíben casarse y mandan abstenerse de alimentos que Dios creó para que, con acción de gracias, participen los creyentes, los que han conocido plenamente la Verdad.

1 Corintios 10:12
Así que, el que piensa estar firme, mire que no caiga.

Mateo 24:9-10
[9] Entonces os entregarán a tribulación y os matarán, y seréis aborrecidos por todas las naciones a causa de mi Nombre.[10] Y muchos tropezarán entonces, y se entregarán unos a otros, y unos a otros se aborrecerán.

Mateo 26:14-16
[14] Entonces uno de los doce, aquel que se llamaba Judas Iscariote, fue a los principales sacerdotes,[15] y dijo: ¿Qué queréis darme para que yo os lo entregue? Y ellos le fijaron treinta piezas de plata.[16] Desde entonces buscaba una oportunidad para entregarlo.

1 Timoteo 1:19-20
[19] manteniendo la fe y la buena conciencia, la cual desechando algunos, naufragaron en cuanto a la fe;[20] de los cuales son Himeneo y Alejandro, a quienes entregué a Satanás, para que fueran enseñados a no blasfemar.

1 Juan 2:19
Salieron de nosotros, pero no eran de nosotros, porque si hubieran sido de nosotros, habrían permanecido con nosotros; pero salieron para que se manifestara que no todos son de nosotros.

Hebreos 10:25-31
[25] no abandonando nuestra propia asamblea, como algunos tienen por costumbre, sino exhortándonos, y tanto más, cuanto veis que aquél día se acerca.[26] Porque si continuamos pecando voluntariamente después de haber recibido el conocimiento de la verdad, ya no queda más sacrificio por el pecado,[27] sino una horrenda expectación de juicio y ardor de fuego que va a consumir a los adversarios.[28] El que viola la Ley de Moisés, por el testimonio de dos o tres testigos muere irremisiblemente.[29] ¿Cuánto peor castigo pensáis que merecerá el que pisoteó al Hijo de Dios y tuvo por inmunda la sangre del pacto, en la cual fue santificado, y ultrajó al Espíritu de gracia?[30] Pues conocemos al que dijo: Mía es la venganza, Yo pagaré. Y otra vez: El Señor juzgará a su pueblo.[31] ¡Horrenda cosa es caer en manos del Dios vivo!

Jeremías 17:5-6
[5] Así dice YHVH: ¡Maldito quien confía en el hombre y se apoya en un brazo de carne apartando su corazón de YHVH![6] Será como retama en el desierto, Y no verá cuándo viene el bien, Sino que habitará lugares secos en el desierto, En tierra salitrosa y deshabitada.

Ezequiel 3:20
Si algún justo se aparta de su justicia y hace maldad, pondré un tropiezo delante de él y morirá, porque tú no lo amonestaste. Por su pecado morirá, y las obras de justicia que hizo no serán recordadas, pero Yo demandaré su sangre de tu mano.

Ezequiel 18:24
Pero, si el justo se aparta de su justicia, y comete iniquidad, y hace conforme a todas las abominaciones que hace el impío, ¿ha de vivir? Ninguna de las justicias que hizo le serán tenidas en cuenta. Por su rebelión con que prevaricó, y por el pecado que cometió, por ello morirá.

Mateo 13:20-21
[20] Y el que fue sembrado en los pedregales, éste es el que oye la palabra y al momento la recibe con gozo,[21] pero no tiene raíz en sí, sino que es de corta duración, y llegada una tribulación o persecución por causa de la palabra, al momento se escandaliza.

1 Corintios 9:27
sino que trato con severidad mi cuerpo, y lo reduzco a servidumbre; no sea que, habiendo predicado a otros, yo mismo quede descalificado.

Hebreos 6:4-8
[4] Porque, en efecto, es imposible que los que una vez fueron iluminados y probaron el don celestial, y llegaron a ser partícipes del Espíritu Santo,[5] y probaron la buena Palabra de Dios y los poderes del mundo venidero,[6] y recayeron, sean otra vez renovados para arrepentimiento, crucificando otra vez para sí mismos al Hijo de Dios, habiéndolo expuesto a la ignominia pública.[7] Porque la tierra que bebe la lluvia que muchas veces viene sobre ella, y produce cosecha provechosa para aquellos por los cuales es cultivada, recibe bendición de Dios;[8] pero la que produce espinas y abrojos es descalificada, y está cerca de maldición, cuyo fin es de ser quemada.

Hechos 21:21
y les han informado acerca de ti, que enseñas a todos los judíos que están entre los gentiles a apostatar de Moisés, diciéndoles que no circunciden a los hijos, ni practiquen las costumbres.

Gálatas 5:4
De Cristo fuisteis desligados los que por la Ley intentáis ser justificados. ¡De la gracia habéis caído!

1 Corintios 6:9
¿O no sabéis que los injustos no heredarán el reino de Dios? No erréis; ni los fornicarios, ni los idólatras, ni los adúlteros, ni los afeminados, ni los homosexuales,

Hebreos 10:26
Porque si continuamos pecando voluntariamente después de haber recibido el conocimiento de la verdad, ya no queda más sacrificio por el pecado,

Mateo 13:41
Enviará el Hijo del Hombre a sus ángeles, y recogerán de su reino a todos los que causan tropiezos y a los que hacen iniquidad,

2 Timoteo 4:3
Porque vendrá tiempo cuando no soportarán la sana doctrina, sino que sintiendo comezón de oídos, se acumularán para sí mismos maestros conforme a sus propias concupiscencias;

2 Tesalonicenses 2:3-4
[3] Nadie os engañe en ninguna manera, porque no vendrá sin que antes venga la apostasía, y sea manifestado el hombre de iniquidad, el hijo de perdición,[4] el cual se opone y se levanta contra todo lo que es llamado Dios u objeto de adoración, hasta el punto que se sienta en el Santuario de Dios, proclamando que él mismo es Dios.

Juan 1:14
Y el Verbo se hizo carne, y tabernaculizó entre nosotros, y contemplamos su gloria (gloria como del Unigénito del Padre), lleno de gracia y de verdad.

Deuteronomio 13:13
En medio tuyo han surgido hijos de Belial que han seducido a los habitantes de su ciudad, diciendo: Vamos y sirvamos a otros dioses (que vosotros no conocisteis),

1 Timoteo 4:10
Porque para esto trabajamos arduamente y luchamos, pues hemos puesto la esperanza en el Dios viviente, que es el Salvador de todos los hombres, especialmente de los que creen.

1 Pedro 3:17
Porque mejor es que padezcáis obrando bien, si lo quiere la voluntad de Dios, que obrando mal.

1 Tesalonicenses 2:3
Porque nuestra exhortación no procede del error, ni de la impureza, ni es con engaño,

Deuteronomio 32:15
Pero engordó Jesurún y tiró coces (Engordaste, te cebaste y te pusiste rollizo), Y abandonó al Dios que lo había hecho, Menospreció la Roca de su salvación.

Ezequiel 18:26
Porque por apartarse el justo de su justicia y hacer iniquidad, muere por ello. Por su iniquidad que hizo morirá.

1 Timoteo 4:2
por la hipocresía de mentirosos que han sido cauterizados en su misma conciencia;

Marcos 10:11
Y les dice: Cualquiera que repudie a su mujer y se case con otra, adultera con ella,

Lucas 22:3-6
[3] Entonces Satanás entró en Judas, llamado Iscariote, que era uno de los doce,[4] y él fue y habló con los principales sacerdotes y magistrados, de cómo se lo entregaría.[5] Y se alegraron, y acordaron darle plata.[6] Y él se comprometió, y buscaba ocasión para entregárselo aparte de la multitud.

Mateo 12:31-32
[31] Por tanto os digo: Todo pecado y blasfemia serán perdonados a los hombres, pero la blasfemia contra el Espíritu no será perdonada.[32] Cualquiera que diga una palabra contra el Hijo del Hombre, le será perdonada; pero al que hable contra el Espíritu Santo, no le será perdonado, ni en este siglo ni en el venidero.

Spanish Bible BTX 1999
© 1999 por la Sociedad Bíblica Iberoamericana Todos los derechos reservados Derechos internacionales registrados