A A A A A

Ángeles y demonios: [Arcángeles]


Judas 1:9
Mientras que el arcángel Miguel, cuando disputaba con el diablo, contendiendo por el cuerpo de Moisés, no se atrevió a proferir juicio de maldición, sino que dijo: ¡El Señor te reprenda!

Daniel 10:13-21
[13] El príncipe del reino de Persia se me opuso durante veintiún días, pero he aquí Miguel, uno de los principales príncipes, vino para ayudarme, y quedé allí con los reyes de Persia.[14] He venido para hacerte saber lo que ha de venir a tu pueblo en los postreros días, aunque queda otra visión para aquellos días.[15] Mientras me decía estas palabras, yo estaba con mi vista en tierra, enmudecido.[16] Pero he aquí, algo como una semejanza de hijo de hombre tocó mis labios. Entonces abrí mi boca y hablé, y dije al que estaba delante de mí: Señor mío, con la visión me han sobrevenido dolores, y no me quedan fuerzas[17] ¿Cómo, pues, podrá el siervo de mi señor hablar con mi señor? Porque al instante me faltó la fuerza, y no me ha quedado aliento.[18] Entonces, aquel que tenía semejanza de hombre me tocó otra vez, y me fortaleció,[19] y me dijo: Muy amado, no temas. La paz sea contigo. ¡Esfuérzate y aliéntate! Y no bien hubo hablado, recobré las fuerzas, y dije: ¡Hable mi Señor, porque me has fortalecido![20] Él me dijo: ¿Sabes para qué he venido a ti? Ahora tengo que volver para luchar contra el príncipe de Persia, y al terminar con él, vendrá el príncipe de Grecia.[21] Pero te declararé lo que está escrito en el rollo de la verdad. Nadie me ayuda contra ellos, sino Miguel vuestro príncipe.

Daniel 12:1
En aquel tiempo se levantará Miguel, el gran príncipe que está de parte de los hijos de tu pueblo, y será tiempo de angustia, cual nunca fue desde que hubo gente hasta entonces. Pero en aquel tiempo será libertado tu pueblo, todos los que se hallen escritos en el Rollo.

1 Tesalonicenses 4:16
Porque el Señor mismo con voz de mando, con voz de arcángel, y con trompeta de Dios, descenderá del cielo, y los muertos en Cristo resucitarán primero.

Daniel 9:21
que mientras hablaba en oración, aquel varón a quien había visto en la visión al principio, Gabriel, vino a mí volando con presteza como a la hora del sacrificio de la tarde.

Daniel 8:11-16
[11] Se llegó a engrandecer hasta contra el Príncipe de la milicia celestial. Por él fue quitado el continuo sacrificio, y el lugar de su Santuario fue echado por tierra.[12] Y a causa de la prevaricación le fue entregada la milicia celestial junto con el continuo sacrificio, y echó por tierra la verdad, e hizo cuanto quiso, y prosperó.[13] Entonces oí hablar a cierto santo, y otro santo preguntó a aquel que hablaba: ¿Hasta cuándo durará la visión del continuo sacrificio, y la prevaricación asoladora entregando el santuario y el ejército para ser pisoteados?[14] Y él dijo: Hasta dos mil trescientas tardes y mañanas, luego el santuarioserá purificado.[15] Y aconteció que mientras yo Daniel consideraba la visión y procuraba comprenderla, he aquí se puso delante de mí uno con apariencia de hombre.[16] Y oí una voz de hombre entre las riberas del Ulai, que clamó y dijo: ¡Gabriel, haz que éste entienda la visión!

Apocalipsis 12:7-9
[7] Estalló una batalla en el cielo: Miguel y sus ángeles para luchar contra el dragón; y luchó el dragón y sus ángeles,[8] pero no prevaleció, ni fue hallado ya en el cielo lugar para ellos.[9] Y fue arrojado el gran dragón, la serpiente antigua, el llamado diablo y Satanás, el cual engaña al mundo entero; fue arrojado a la tierra, y sus ángeles fueron arrojados con él.

Lucas 1:26
Al sexto mes, el ángel Gabriel fue enviado por Dios a una ciudad de Galilea, cuyo nombre era Nazaret,

Hebreos 1:14
¿No son todos espíritus ministradores, enviados para servicio a favor de los que van a heredar salvación?

Josué 5:13-15
[13] Sucedió que estando Josué cerca de Jericó, levantó sus ojos y he aquí que vio a un varón en pie frente a él con su espada desenvainada en su mano. Y Josué fue hacia él y le dijo: ¿Eres tú de los nuestros o de nuestros adversarios?[14] Y él dijo: No, Yo soy Príncipe del ejército de YHVH que acabo de llegar. Y Josué cayó en tierra sobre su rostro y adoró, y le dijo: ¿Qué dice mi Señor a su siervo?[15] Respondió el Príncipe del ejército de YHVH a Josué: Quita el calzado de tu pie, porque el lugar donde tú estás es santo. Y Josué hizo así.

Mateo 18:10
Mirad que no menospreciéis a uno de estos pequeños, porque os digo que sus ángeles en los cielos ven siempre el rostro de mi Padre que está en los cielos.

Éxodo 3:2
Entonces el Ángel de YHVH se le apareció en una llama de fuego en medio de la zarza. Y él miró, y vio que la zarza ardía en el fuego, pero la zarza no se consumía.

Apocalipsis 1:4
Juan, a las siete iglesias que están en el Asia: Gracia y paz a vosotros, del que es y que era y que viene, y de los siete espíritus que están ante su trono,

Mateo 22:30
porque en la resurrección, no se casan ni se dan en casamiento, sino que son como los ángeles en el cielo.

Job 1:6
Llegado el día en que los hijos de Dios se presentan ante YHVH, vino también con ellos el Acusador.

Lucas 20:36
pues no pueden ya más morir, porque son como ángeles, y son hijos de Dios, al ser hijos de la resurrección.

Spanish Bible BTX 1999
© 1999 por la Sociedad Bíblica Iberoamericana Todos los derechos reservados Derechos internacionales registrados