A A A A A

Vida: [Adopción]


1 Samuel 1:27
Por este niño oraba, y Jehovah me ha concedido lo que le pedí.

2 Corintios 6:18
y seré para vosotros Padre, y vosotros me seréis hijos e hijas, dice el Señor Todopoderoso.

Deuteronomio 10:18
El hace justicia al huérfano y a la viuda, y también ama al extranjero y le da pan y vestido.

Oseas 14:3
No nos librará Asiria; no montaremos sobre caballos, ni nunca más diremos a la obra de nuestras manos: ‘Dioses nuestros’; porque en ti el huérfano alcanzará misericordia.

Isaías 40:31
Pero los que esperan en Jehovah renovarán sus fuerzas; levantarán las alas como águilas. Correrán y no se cansarán; caminarán y no se fatigarán.

Santiago 1:27
La religión pura e incontaminada delante de Dios y Padre es ésta: visitar a los huérfanos y a las viudas en su aflicción, y guardarse sin mancha del mundo.

Jeremías 29:11
Porque yo sé los planes que tengo acerca de vosotros, dice Jehovah, planes de bienestar y no de mal, para daros porvenir y esperanza.

Mateo 25:40
Y respondiendo el Rey les dirá: "De cierto os digo que en cuanto lo hicisteis a uno de estos mis hermanos más pequeños, a mí me lo hicisteis."

Proverbios 13:12
La esperanza que se demora es tormento del corazón, pero el deseo cumplido es árbol de vida.

Salmos 82:3
Rescatad al necesitado y al huérfano; haced justicia al pobre y al indigente.

Salmos 146:9
Jehovah guarda a los forasteros; sostiene al huérfano y a la viuda, pero trastorna el camino de los impíos.

Salmos 68:5-6
[5] Padre de los huérfanos y juez de las viudas es Dios en su santa morada.[6] Es el Dios que hace habitar en familia a los solitarios y saca a los cautivos a prosperidad, pero los rebeldes habitan en sequedales.

Proverbios 31:8-9
[8] Abre tu boca por el mudo en el juicio de todos los desafortunados.[9] Abre tu boca, juzga con justicia y defiende al pobre y al necesitado.

Juan 1:12-13
[12] Pero a todos los que le recibieron, a los que creen en su nombre, les dio derecho de ser hechos hijos de Dios,[13] los cuales nacieron no de sangre, ni de la voluntad de la carne, ni de la voluntad de varón, sino de Dios.

Gálatas 4:4-5
[4] Pero cuando vino la plenitud del tiempo, Dios envió a su Hijo, nacido de mujer y nacido bajo la ley,[5] para que redimiese a los que estaban bajo la ley, a fin de que recibiésemos la adopción de hijos.

Romanos 8:14-17
[14] Porque todos los que son guiados por el Espíritu de Dios, éstos son hijos de Dios.[15] Pues no recibisteis el espíritu de esclavitud para estar otra vez bajo el temor, sino que recibisteis el espíritu de adopción como hijos, en el cual clamamos: "¡Abba, Padre!"[16] El Espíritu mismo da testimonio juntamente con nuestro espíritu de que somos hijos de Dios.[17] Y si somos hijos, también somos herederos: herederos de Dios y coherederos con Cristo, si es que padecemos juntamente con él, para que juntamente con él seamos glorificados.

Salmos 10:14-18
[14] Ciertamente tú ves la vejación y la provocación; las miras para dar la recompensa. A tus manos se acoge el desdichado; tú eres el amparo del huérfano.[15] Quebranta el brazo del impío y del malo; castígalos por su perversidad, hasta que desistan de ella.[16] ¡Jehovah es Rey para siempre! De su tierra desaparecerán las naciones.[17] El deseo de los humildes escuchas, oh Jehovah; tú dispones sus corazones y tienes atento tu oído,[18] para juzgar al huérfano y al oprimido, a fin de que el hombre de la tierra no vuelva más a hacer violencia.

Spanish Bible 1989
Reina Valera Actualizada, © 1982, 1986, 1987, 1989 usada conpermiso