A A A A A

Dios: [Ven tal como eres]


Mateo 11:27-30
[27] "Todas las cosas me han sido entregadas por mi Padre. Nadie conoce bien al Hijo, sino el Padre. Nadie conoce bien al Padre, sino el Hijo y aquel a quien el Hijo lo quiera revelar.[28] "Venid a mí, todos los que estáis fatigados y cargados, y yo os haré descansar.[29] Llevad mi yugo sobre vosotros, y aprended de mí, que soy manso y humilde de corazón; y hallaréis descanso para vuestras almas.[30] Porque mi yugo es fácil, y ligera mi carga."

Juan 6:63-65
[63] El Espíritu es el que da vida; la carne no aprovecha para nada. Las palabras que yo os he hablado son espíritu y son vida.[64] Pero hay entre vosotros algunos que no creen. Pues desde el principio Jesús sabía quiénes eran los que no creían y quién le había de entregar,[65] y decía: —Por esta razón os he dicho que nadie puede venir a mí, a menos que le haya sido concedido por el Padre.

Mateo 11:28
"Venid a mí, todos los que estáis fatigados y cargados, y yo os haré descansar.

Isaías 1:18
"Venid, pues, dice Jehovah; y razonemos juntos: Aunque vuestros pecados sean como la grana, como la nieve serán emblanquecidos. Aunque sean rojos como el carmesí, vendrán a ser como blanca lana.

Isaías 55:1-3
[1] "Oh, todos los sedientos, ¡venid a las aguas! Y los que no tienen dinero, ¡venid, comprad y comed! Venid, comprad sin dinero y sin precio, vino y leche.[2] ¿Por qué gastáis el dinero en lo que no es pan, y vuestro trabajo en lo que no satisface? Oídme atentamente y comed del bien, y vuestra alma se deleitará con manjares.[3] Inclinad vuestros oídos y venid a mí; escuchad, y vivirá vuestra alma. Yo haré con vosotros un pacto eterno, las fieles misericordias demostradas a David.

Mateo 15:7-9
[7] ¡Hipócritas! Bien profetizó Isaías de vosotros diciendo:[8] Este pueblo me honra de labios, pero su corazón está lejos de mí.[9] Y en vano me rinden culto, enseñando como doctrina los mandamientos de hombres.

Marcos 10:13-16
[13] Y le presentaban niños para que los tocase, pero los discípulos los reprendieron.[14] Al verlo, Jesús se indignó y les dijo: "Dejad a los niños venir a mí, y no les impidáis; porque de los tales es el reino de Dios.[15] De cierto os digo que cualquiera que no reciba el reino de Dios como un niño, jamás entrará en él."[16] Entonces tomándolos en los brazos, puso las manos sobre ellos y los bendijo.

Santiago 4:6-8
[6] Pero él da mayor gracia. Por eso dice: Dios resiste a los soberbios, pero da gracia a los humildes.[7] Someteos, pues, a Dios. Resistid al diablo, y él huirá de vosotros.[8] Acercaos a Dios, y él se acercará a vosotros. Limpiad vuestras manos, pecadores; y purificad vuestros corazones, vosotros de doble ánimo.

2 Corintios 5:17
De modo que si alguno está en Cristo, nueva criatura es; las cosas viejas pasaron; he aquí todas son hechas nuevas.

Juan 5:24
De cierto, de cierto os digo que el que oye mi palabra y cree al que me envió tiene vida eterna. El tal no viene a condenación, sino que ha pasado de muerte a vida.

Romanos 12:1-2
[1] Así que, hermanos, os ruego por las misericordias de Dios que presentéis vuestros cuerpos como sacrificio vivo, santo y agradable a Dios, que es vuestro culto racional.[2] No os conforméis a este mundo; más bien, transformaos por la renovación de vuestro entendimiento, de modo que comprobéis cuál sea la voluntad de Dios, buena, agradable y perfecta.

Hebreos 12:1
Por tanto, nosotros también, teniendo en derredor nuestro tan grande nube de testigos, despojémonos de todo peso y del pecado que tan fácilmente nos enreda, y corramos con perseverancia la carrera que tenemos por delante,

Levítico 25:44
"Tus esclavos o esclavas provendrán de las naciones de alrededor. De ellas podréis comprar esclavos y esclavas.

Salmos 32:8-10
[8] "Te haré entender y te enseñaré el camino en que debes andar. Sobre ti fijaré mis ojos.[9] No seáis sin entendimiento, como el caballo, o como el mulo, cuya boca ha de ser frenada con rienda y freno; de otro modo, no se acercan a ti."[10] Muchos dolores tendrá el impío; pero la misericordia cercará al que espera en Jehovah.

Isaías 29:13
Dice, pues, el Señor: "Porque este pueblo se acerca con su boca y me honra sólo con sus labios; pero su corazón está lejos de mí, y su temor de mí está basado en mandamientos de hombres.

Juan 5:40
Y vosotros no queréis venir a mí para que tengáis vida.

Juan 6:44-45
[44] Nadie puede venir a mí, a menos que el Padre que me envió lo traiga; y yo lo resucitaré en el día final.[45] Está escrito en los Profetas: Y serán todos enseñados por Dios. Así que, todo aquel que oye y aprende del Padre viene a mí.

Juan 7:37-39
[37] Pero en el último y gran día de la fiesta, Jesús se puso de pie y alzó la voz diciendo: —Si alguno tiene sed, venga a mí y beba.[38] El que cree en mí, como dice la Escritura, ríos de agua viva correrán de su interior.[39] Esto dijo acerca del Espíritu que habían de recibir los que creyeran en él, pues todavía no había sido dado el Espíritu, porque Jesús aún no había sido glorificado.

Hebreos 4:14-16
[14] Por tanto, teniendo un gran sumo sacerdote que ha traspasado los cielos, Jesús el Hijo de Dios, retengamos nuestra confesión.[15] Porque no tenemos un sumo sacerdote que no puede compadecerse de nuestras debilidades, pues él fue tentado en todo igual que nosotros, pero sin pecado.[16] Acerquémonos, pues, con confianza al trono de la gracia para que alcancemos misericordia y hallemos gracia para el oportuno socorro.

Apocalipsis 22:16-17
[16] "Yo, Jesús, he enviado a mi ángel para daros testimonio de estas cosas para las iglesias. Yo soy la raíz y el linaje de David, la estrella resplandeciente de la mañana."[17] El Espíritu y la esposa dicen: "¡Ven!" El que oye diga: "¡Ven!" El que tiene sed, venga. El que quiere, tome del agua de vida gratuitamente.

Juan 6:37
Todo lo que el Padre me da vendrá a mí; y al que a mí viene, jamás lo echaré fuera.

Apocalipsis 22:17
El Espíritu y la esposa dicen: "¡Ven!" El que oye diga: "¡Ven!" El que tiene sed, venga. El que quiere, tome del agua de vida gratuitamente.

Isaías 13:6-8
[6] Lamentad, porque cercano está el día de Jehovah; vendrá como destrucción de parte del Todopoderoso.[7] Por tanto, todas las manos se debilitarán, y todo corazón humano desfallecerá.[8] Se llenarán de terror; convulsiones y dolores se apoderarán de ellos. Tendrán dolores como de mujer que da a luz. Cada cual mirará con asombro a su compañero; sus caras son como llamaradas.

Apocalipsis 12:9
Y fue arrojado el gran dragón, la serpiente antigua que se llama diablo y Satanás, el cual engaña a todo el mundo. Fue arrojado a la tierra, y sus ángeles fueron arrojados junto con él.

Filipenses 1:6
estando convencido de esto: que el que en vosotros comenzó la buena obra, la perfeccionará hasta el día de Cristo Jesús.

Apocalipsis 21:4
Y Dios enjugará toda lágrima de los ojos de ellos. No habrá más muerte, ni habrá más llanto, ni clamor, ni dolor; porque las primeras cosas ya pasaron."

Hebreos 10:19-22
[19] Así que, hermanos, teniendo plena confianza para entrar al lugar santísimo por la sangre de Jesús,[20] por el camino nuevo y vivo que él nos abrió a través del velo (es decir, su cuerpo),[21] y teniendo un gran sacerdote sobre la casa de Dios,[22] acerquémonos con corazón sincero, en plena certidumbre de fe, purificados los corazones de mala conciencia, y lavados los cuerpos con agua pura.

Joel 2:32
Y sucederá que cualquiera que invoque el nombre de Jehovah será salvo, porque en el monte Sion y en Jerusalén estarán los libertados, como ha dicho Jehovah; y entre los sobrevivientes estarán aquellos que Jehovah ha llamado.

Salmos 104:9
Les pusiste un límite, el cual no traspasarán, ni volverán a cubrir la tierra.

Génesis 6:12
Dios miró la tierra, y he aquí que estaba corrompida, porque toda carne había corrompido su camino sobre la tierra.

Génesis 8:9
La paloma no halló donde asentar la planta de su pie y volvió a él, al arca, porque las aguas todavía cubrían la superficie de toda la tierra. Entonces él extendió su mano, la tomó y la hizo entrar consigo en el arca.

Génesis 9:11
Yo establezco mi pacto con vosotros: Ninguna carne volverá a ser exterminada jamás por las aguas del diluvio, ni habrá otra vez diluvio para destruir la tierra."

Génesis 7:20
Las montañas fueron cubiertas, y las aguas crecieron quince codos por encima.

Génesis 8:5
y las aguas siguieron decreciendo hasta el mes décimo. El primer día del mes décimo se hicieron visibles las cumbres de las montañas.

Proverbios 31:30
Engañosa es la gracia y vana es la hermosura; la mujer que teme a Jehovah, ella será alabada.

Spanish Bible 1989
Reina Valera Actualizada, © 1982, 1986, 1987, 1989 usada conpermiso