A A A A A

Ángeles y demonios: [Ángeles]


Génesis 2:1
Así fueron terminados los cielos y la tierra y todos sus ocupantes.

Colosenses 1:16
porque en él fueron creadas todas las cosas que están en los cielos y en la tierra, visibles e invisibles, sean tronos, dominios, principados o autoridades. Todo fue creado por medio de él y para él.

Job 38:1-7
[1] Entonces Jehovah respondió a Job desde un torbellino y dijo:[2] —¿Quién es ese que oscurece el consejo con palabras sin conocimiento?[3] Cíñete, pues, los lomos como un hombre; yo te preguntaré, y tú me lo harás saber:[4] ¿Dónde estabas tú cuando yo fundaba la tierra? Házmelo saber, si tienes entendimiento.[5] ¿Quién determinó sus medidas? Porque tú lo debes saber. ¿O quién extendió sobre ella un cordel?[6] ¿Sobre qué están afirmados sus cimientos? ¿O quién puso su piedra angular,[7] cuando aclamaban juntas las estrellas del alba, y gritaban de júbilo todos los hijos de Dios?

Lucas 20:35-36
[35] Pero los que son tenidos por dignos de alcanzar aquel mundo venidero y la resurrección de los muertos no se casan, ni se dan en casamiento.[36] Porque ya no pueden morir, pues son como los ángeles, y son también hijos de Dios, siendo hijos de la resurrección.

Apocalipsis 4:8
Y cada uno de los cuatro seres vivientes tiene seis alas, y alrededor y por dentro están llenos de ojos. Ni de día ni de noche cesan de decir: "¡Santo, Santo, Santo es el Señor Dios Todopoderoso, que era y que es y que ha de venir!"

Mateo 22:30
porque en la resurrección no se casan ni se dan en casamiento, sino que son como los ángeles que están en el cielo.

2 Samuel 14:17
Dice, pues, tu sierva: ¡Que sea de alivio la respuesta de mi señor el rey, porque como un ángel de Dios es mi señor el rey para discernir lo bueno y lo malo! ¡Que Jehovah tu Dios sea contigo!

Lucas 15:10
Os digo que del mismo modo hay gozo delante de los ángeles de Dios por un pecador que se arrepiente.

Apocalipsis 14:6
Vi a otro ángel que volaba en medio del cielo, que tenía el evangelio eterno para predicarlo a los que habitan en la tierra: a toda nación y raza y lengua y pueblo.

Job 4:15-18
[15] Entonces un fantasma pasó frente a mí, e hizo que se erizara el vello de mi cuerpo.[16] Se detuvo, pero yo no reconocí su semblante. Ante mis ojos había una imagen, y oí una voz apacible:[17] "¿Será el hombre más justo que Dios? ¿Será el varón más puro que su Hacedor?[18] Si Dios no se fía ni de sus siervos y aun en sus ángeles halla errores,

Isaías 14:12-14
[12] ¡Cómo has caído del cielo, oh lucero, hijo de la mañana! Has sido derribado al suelo, tú que debilitabas a las naciones.[13] Tú has dicho en tu corazón: ‘Subiré al cielo en lo alto; hasta las estrellas de Dios levantaré mi trono y me sentaré en el monte de la asamblea, en las regiones más distantes del norte.[14] Subiré sobre las alturas de las nubes y seré semejante al Altísimo.’

Judas 1:6
También a los ángeles que no guardaron su primer estado sino que abandonaron su propia morada, los ha reservado bajo tinieblas en prisiones eternas para el juicio del gran día.

1 Pedro 3:21-22
[21] El bautismo, que corresponde a esta figura, ahora, mediante la resurrección de Jesucristo, os salva, no por quitar las impurezas de la carne, sino como apelación de una buena conciencia hacia Dios.[22] Ahora él, habiendo ascendido al cielo, está a la diestra de Dios; y los ángeles, las autoridades y los poderes están sujetos a él.

1 Pedro 1:12
A ellos les fue revelado que, no para sí mismos sino para vosotros, administraban las cosas que ahora os han sido anunciadas por los que os han predicado el evangelio por el Espíritu Santo enviado del cielo; cosas que hasta los ángeles anhelan contemplar.

Hebreos 12:22
Más bien, os habéis acercado al monte Sion, a la ciudad del Dios vivo, a la Jerusalén celestial, a la reunión de millares de ángeles,

Apocalipsis 5:11-12
[11] Y miré, y oí la voz de muchos ángeles alrededor del trono y de los seres vivientes y de los ancianos. El número de ellos era miríadas de miríadas y millares de millares.[12] Y decían a gran voz: "Digno es el Cordero, que fue inmolado, de recibir el poder, las riquezas, la sabiduría, la fortaleza, la honra, la gloria y la alabanza."

Salmos 78:25-49
[25] Pan de fuertes comió el hombre; les envió comida hasta saciarles.[26] Levantó en el cielo el viento del oriente, y trajo el viento del sur con su poder.[27] Así hizo llover sobre ellos carne como polvo, aves aladas como la arena del mar.[28] Las hizo caer en medio del campamento, alrededor de sus tiendas.[29] Comieron hasta hartarse; les dio satisfacción a su apetito.[30] Pero cuando no habían colmado su apetito, estando la comida aún en sus bocas,[31] descendió sobre ellos la ira de Dios, y mató a los más distinguidos de ellos; derribó a los escogidos de Israel.[32] Con todo, siguieron pecando y no dieron crédito a sus maravillas.[33] Por eso los consumió en la vanidad, y consumió sus años con pánico.[34] Cuando los hacía morir, entonces buscaban a Dios, y solícitos volvían a acercarse a él.[35] Se acordaron de que Dios es su Roca; de que el Dios Altísimo es su Redentor.[36] Pero le halagaban con la boca, y con su lengua le mentían.[37] Pues sus corazones no eran firmes para con él, ni eran fieles con su pacto.[38] Con todo, él perdonaba misericordioso la maldad y no los destruía. En muchas ocasiones apartó su ira y no despertó todo su enojo.[39] Se acordó de que ellos eran carne, un soplo que va y no vuelve.[40] ¡Cuántas veces lo amargaron en el desierto; lo entristecieron en la sequedad![41] Volvían a probar a Dios, e irritaban al Santo de Israel.[42] No se acordaron de su mano en el día que los redimió del adversario,[43] cuando impuso en Egipto sus señales y sus maravillas en los campos de Tanis.[44] Convirtió en sangre sus canales; también sus corrientes, para que no bebiesen.[45] Envió contra ellos enjambres de moscas que los devoraban, y ranas que los infestaban.[46] También entregó sus productos a la oruga, y el fruto de sus labores a la langosta.[47] Sus viñas destruyó con granizo y sus higuerales con aluvión.[48] Entregó los animales al granizo, y sus ganados a los rayos.[49] Envió sobre ellos el furor de su ira, enojo, indignación y angustia, como delegación de mensajeros destructores.

Salmos 91:11
Pues a sus ángeles dará órdenes acerca de ti, para que te guarden en todos tus caminos.

Salmos 103:20
Bendecid a Jehovah, vosotros sus poderosos ángeles que ejecutáis su palabra obedeciendo la voz de su palabra.

Mateo 4:6-11
[6] y le dijo: —Si eres Hijo de Dios, échate abajo, porque escrito está: A sus ángeles mandará acerca de ti, y en sus manos te llevarán, de modo que nunca tropieces con tu pie en piedra.[7] Jesús le dijo: —Además está escrito: No pondrás a prueba al Señor tu Dios.[8] Otra vez el diablo le llevó a un monte muy alto, y le mostró todos los reinos del mundo y su gloria.[9] Y le dijo: —Todo esto te daré, si postrado me adoras.[10] Entonces Jesús le dijo: —Vete, Satanás, porque escrito está: Al Señor tu Dios adorarás y a él solo servirás.[11] Entonces el diablo le dejó, y he aquí, los ángeles vinieron y le servían.

Mateo 16:27
Porque el Hijo del Hombre ha de venir en la gloria de su Padre con sus ángeles, y entonces recompensará a cada uno conforme a sus hechos.

Mateo 18:10
Mirad, no tengáis en poco a ninguno de estos pequeños, porque os digo que sus ángeles en los cielos siempre ven el rostro de mi Padre que está en los cielos.

Mateo 24:31-35
[31] El enviará a sus ángeles con un gran sonar de trompeta, y ellos reunirán a los escogidos de él de los cuatro vientos, desde un extremo del cielo hasta el otro.[32] De la higuera aprended la analogía: Cuando su rama ya está tierna y brotan sus hojas, sabéis que el verano está cerca.[33] Así también vosotros, cuando veáis todas estas cosas, sabed que está cerca, a las puertas.[34] De cierto os digo que no pasará esta generación hasta que todas estas cosas sucedan.[35] El cielo y la tierra pasarán, pero mis palabras no pasarán.

Lucas 4:10
Porque escrito está: A sus ángeles dará órdenes acerca de ti para que te guarden,

Juan 20:11-12
[11] Pero María Magdalena estaba llorando fuera del sepulcro. Mientras lloraba, se inclinó para mirar dentro del sepulcro[12] y vio a dos ángeles con vestiduras blancas que estaban sentados, el uno a la cabecera y el otro a los pies, donde había sido puesto el cuerpo de Jesús.

Colosenses 2:18
Nadie os prive de vuestro premio, fingiendo humildad y culto a los ángeles, haciendo alarde de lo que ha visto, vanamente hinchado por su mente carnal;

Hebreos 1:14
¿Acaso no son todos espíritus servidores, enviados para ministrar a favor de los que han de heredar la salvación?

Hebreos 2:6-13
[6] Pues alguien dio testimonio en un lugar, diciendo: ¿Qué es el hombre, para que te acuerdes de él, o el hijo del hombre, para que tengas cuidado de él?[7] Le has hecho por poco tiempo menor que los ángeles; le coronaste de gloria y de honra;[8] todas las cosas sometiste debajo de sus pies. Al someter a él todas las cosas, no dejó nada que no esté sometido a él. Pero ahora no vemos todavía todas las cosas sometidas a él.[9] Sin embargo, vemos a Jesús, quien por poco tiempo fue hecho menor que los ángeles, coronado de gloria y honra por el padecimiento de la muerte, para que por la gracia de Dios gustase la muerte por todos.[10] Porque le convenía a Dios—por causa de quien y por medio de quien todas las cosas existen— perfeccionar al Autor de la salvación de ellos, por medio de los padecimientos, para conducir a muchos hijos a la gloria.[11] Pues tanto el que santifica como los que son santificados, todos provienen de uno. Por esta razón, él no se avergüenza de llamarlos hermanos,[12] diciendo: Anunciaré a mis hermanos tu nombre; en medio de la congregación te alabaré.[13] Y otra vez: Yo pondré mi confianza en él. Y otra vez: He aquí, yo y los hijos que Dios me dio.

Hebreos 13:2
No os olvidéis de la hospitalidad, porque por ésta algunos hospedaron ángeles sin saberlo.

2 Pedro 2:4
Porque si Dios no dejó sin castigo a los ángeles que pecaron, sino que, habiéndolos arrojado al infierno en prisiones de oscuridad, los entregó a ser reservados para el juicio;

Spanish Bible 1989
Reina Valera Actualizada, © 1982, 1986, 1987, 1989 usada conpermiso