A A A A A

Misterios: [Destino]


Eclesiastés 6:10
El que es, ya su nombre ha sido nombrado; y se sabe que es hombre, y que no podrá contender con el que es más fuerte que él.

Habacuc 2:3
Aunque la visión es aún para un tiempo señalado, mas al fin hablará, y no mentirá; aunque se tardare, espéralo, que sin duda vendrá; espéralo.

Isaías 46:10
Que anuncio lo por venir desde el principio: y desde antiguamente, lo que aún no era hecho. Que digo: Mi consejo permanecerá, y haré todo lo que quisiere.

Isaías 55:11
así será mi Palabra que sale de mi boca: no volverá a mí vacía, mas hará lo que yo quiero, y será prosperada en aquello para que la envié.

Jeremías 1:5
Antes que te formases en el vientre te conocí, y antes que salieses de la matriz te aparté, te di por profeta a los gentiles.

Jeremías 17:10
Yo soy el SEÑOR, que escudriño el corazón, que pruebo los riñones, para dar a cada uno según su camino, según el fruto de sus obras.

Juan 16:33
Estas cosas os he hablado, para que en mí tengáis paz. En el mundo tendréis apretura; mas confiad, yo he vencido al mundo.

Números 23:19
Dios no es hombre, para que mienta; ni hijo de hombre para que se arrepienta. El dijo, ¿y no hará?; habló, ¿y no lo ejecutará?

Proverbios 16:3
Encomienda al SEÑOR tus obras, y tus pensamientos serán afirmados.

Proverbios 19:20-24
[20] Escucha el consejo, y recibe el castigo, para que seas sabio en tu vejez.[21] Muchos pensamientos hay en el corazón del hombre; mas el consejo del SEÑOR permanecerá.[22] Contentamiento es a los hombres hacer misericordia; pero es mejor hacerlo al pobre que al mentiroso.[23] El temor del SEÑOR es para vida; el que lo tenga vivirá satisfecho; no será visitado de mal.[24] El perezoso esconde su mano en el seno; aun a su boca no la llevará.

Salmos 37:37
Sin Considera al perfecto, y mira al recto; que la postrimería de cada uno de ellos es paz.

Salmos 138:8
El SEÑOR cumplirá por mí; tu misericordia, oh SEÑOR, es para siempre; no dejarás la obra de tus manos.

Apocalipsis 20:12
Y vi los muertos, grandes y pequeños, que estaban delante de Dios; y los libros fueron abiertos; y otro libro fue abierto, el cual es el libro de la vida; y fueron juzgados los muertos por las cosas que estaban escritas en los libros, según sus obras.

Romanos 12:2
Y no os conforméis a este siglo; mas trasformaos por la renovación de vuestra alma, para que experimentéis cuál sea la buena voluntad de Dios, agradable y perfecta.

Romanos 8:28-29
[28] Y ya sabemos que a los que a Dios aman, todas las cosas les ayudan a bien, a los que conforme al Propósito son llamados (a ser santos).[29] Porque a los que antes conoció, también les señaló desde antes el camino para que fuesen hechos conformes a la imagen de su Hijo, para que él sea el Primogénito entre muchos hermanos;

Efesios 2:8-9
[8] Porque por gracia sois salvos por la fe; y esto no de vosotros, pues es don de Dios;[9] no por obras, para que nadie se gloríe.

1 Pedro 2:8-9
[8] Y: Piedra de tropiezo, y piedra de escándalo, a aquellos que tropiezan en la Palabra, y no creen en aquello para lo cual fueron ordenados.[9] Mas vosotros sois el linaje escogido, real sacerdocio, nación santa, pueblo adquirido, para que mostréis las virtudes de aquel que os ha llamado de las tinieblas a su luz admirable.

1 Corintios 2:7-9
[7] sino hablamos sabiduría de Dios en misterio, la sabiduría ocultada; la cual Dios predestinó antes de los siglos para nuestra gloria;[8] la que ninguno de los príncipes de este siglo conoció (porque si la hubieran conocido, nunca habrían colgado en el madero al Señor de gloria);[9] antes, como está escrito: Lo que ojo no vio, ni oreja oyó, ni ha subido en corazón de hombre, es lo que Dios ha preparado para aquellos que le aman.

Jeremías 29:11-14
[11] Porque yo sé los pensamientos que tengo acerca de vosotros, dijo el SEÑOR, pensamientos de paz, y no de mal, para daros el fin que esperáis.[12] Entonces me invocaréis, y andaréis en mis caminos y oraréis a mí, y yo os oiré;[13] y me buscaréis y me hallaréis, porque me buscaréis de todo vuestro corazón.[14] Y seré hallado de vosotros, dijo el SEÑOR, y tornaré vuestra cautividad, y os juntaré de todos los gentiles, y de todos los lugares adonde os arrojé, dijo el SEÑOR; y os haré volver al lugar de donde os hice ser llevados.

Spanish Bible 1569
Public Domain 1569