A A A A A

Adicional: [Abundancia]


1 Timoteo 5:8
Pero si alguno no tiene cuidado de los suyos, y mayormente de los de su casa, la fe negó, y es peor que el que no creyó.

2 Corintios 9:8
Y poderoso es Dios para hacer que abunde en vosotros toda gracia; a fin de que, teniendo siempre en todas las cosas todo lo que basta, abundéis para toda buena obra;

Deuteronomio 29:12
para que entres en el pacto del SEÑOR tu Dios, y en su juramento, que el SEÑOR tu Dios concierta hoy contigo;

Efesios 3:20
Y a Aquel que es poderoso para hacer todas las cosas mucho más abundantemente de lo que pedimos o entendemos, por la potencia que obra en nosotros,

Éxodo 34:6
Y pasando el SEÑOR por delante de él, proclamó: Yo soy el SEÑOR, YO SOY fuerte, misericordioso, y piadoso; tardo para la ira, y grande en misericordia y verdad;

Santiago 1:17
Toda buena dádiva, y todo don perfecto es de lo alto, que desciende del Padre de las lumbres, en el cual no hay mudanza, ni sombra de variación.

Juan 10:10
El ladrón no viene sino para hurtar, y matar, y destruir las ovejas ; yo he venido para que tengan vida, y para que la tengan en abundancia.

Lucas 6:38
Dad, y se os dará; medida buena, apretada, remecida, y rebosando darán en vuestro seno; porque con la misma medida que midiereis, os será vuelto a medir.

Lucas 6:45
El buen hombre del buen tesoro de su corazón saca bien; y el mal hombre del mal tesoro de su corazón saca mal; porque de la abundancia del corazón habla su boca.

Mateo 6:33
Mas buscad primeramente el Reino de Dios y su justicia, y todas estas cosas os serán añadidas.

Filipenses 4:19
Mi Dios, pues, suplirá todo lo que os falta conforme a sus riquezas en gloria en Cristo Jesús.

Proverbios 3:5-10
[5] Fíate del SEÑOR de todo tu corazón, y no estribes en tu propia prudencia.[6] Reconócelo en todos tus caminos, y él enderezará tus veredas.[7] No seas sabio en tu propia opinión; teme al SEÑOR, y apártate del mal;[8] porque será medicina a tu ombligo, y tuétano a tus huesos.[9] Honra al SEÑOR de tu sustancia, y de las primicias de todos tus frutos;[10] y serán llenos tus alfolíes con abundancia, y tus lagares rebosarán de mosto.

Salmos 23:5
Aderezarás mesa delante de mí, en presencia de mis angustiadores; ungiste mi cabeza con aceite; mi copa está rebosando.

Salmos 36:8
Se embriagarán de la grosura de tu Casa; y tú los abrevarás del torrente de tus delicias.

Salmos 37:11
Pero los mansos heredarán la tierra, y se recrearán con la multitud de la paz.

Salmos 65:11
Tú coronas el año de tus bienes; y tus nubes destilan grosura.

Salmos 72:16
Será echado un puño de grano en tierra, en las cumbres de los montes; su fruto hará estruendo como el Líbano, y desde la ciudad verdecerán como la hierba de la tierra.

Romanos 15:13
Y el Dios de esperanza os llena de todo gozo y paz creyendo; para que abundéis en esperanza por la virtud del Espíritu Santo.

Salmos 66:8-12
[8] Bendecid, pueblos, a nuestro Dios, y haced oír la voz de su alabanza.[9] El es el que puso nuestra alma en vida, y no permitió que nuestros pies resbalasen.[10] Porque tú nos probaste, oh Dios; nos afinaste como se afina la plata.[11] Nos metiste en la red; pusiste apretura en nuestros lomos.[12] Hiciste subir varón sobre nuestra cabeza; entramos en fuego y en aguas, y nos sacaste a abundancia.

Spanish Bible 1569
Public Domain 1569