A A A A A

Adicional: [Alcohol]


1 Pedro 4:3
Porque nos debe bastar que el tiempo pasado de nuestra vida hayamos hecho la voluntad de los Gentiles, cuando conversábamos en lascivias, en concupiscencias, en embriagueces, abominables idolatrías.

1 Timoteo 5:23
No bebas de aquí adelante agua, sino usa de un poco de vino por causa del estómago, y de tus continuas enfermedades.

Eclesiastés 9:7
Anda, y come tu pan con gozo, y bebe tu vino con alegre corazón: porque tus obras ya son agradables á Dios.

Efesios 5:18
Y no os embriaguéis de vino, en lo cual hay disolución; mas sed llenos de Espíritu;

Proverbios 20:1
EL vino es escarnecedor, la cerveza alborotadora; Y cualquiera que por ello errare, no será sabio.

Proverbios 23:31
No mires al vino cuando rojea, Cuando resplandece su color en el vaso: Entrase suavemente;

Romanos 13:13
Andemos como de día, honestamente: no en glotonerías y borracheras, no en lechos y disoluciones, no en pedencias y envidia:

Proverbios 31:4-5
[4] No es de los reyes, oh Lemuel, no es de los reyes beber vino, Ni de los príncipes la cerveza.[5] No sea que bebiendo olviden la ley, Y perviertan el derecho de todos los hijos afligidos.

Salmos 104:14-15
[14] El que hace producir el heno para las bestias, Y la hierba para el servicio del hombre; Sacando el pan de la tierra.[15] Y el vino que alegra el corazón del hombre, Y el aceite que hace lucir el rostro, Y el pan que sustenta el corazón del hombre.

1 Corintios 10:23-24
[23] Todo me es lícito, mas no todo conviene: todo me es lícito, mas no todo edifica.[24] Ninguno busque su propio bien, sino el del otro.

Isaías 62:8-9
[8] Juró Jehová por su mano derecha, y por el brazo de su fortaleza: Que jamás daré tu trigo por comida á tus enemigos, ni beberán los extraños el vino que tú trabajaste:[9] Mas los que lo allegaron lo comerán, y alabarán á Jehová; y los que lo cogieron, lo beberán en los atrios de mi santuario.

Gálatas 5:19-21
[19] Y manifiestas son las obras de la carne, que son: adulterio, fornicación, inmundicia, disolución,[20] Idolatría, hechicerías, enemistades, pleitos, celos, iras, contiendas, disensiones, herejías,[21] Envidias, homicidios, borracheras, banqueteos, y cosas semejantes á éstas: de las cuales os denuncio, como ya os he anunciado, que los que hacen tales cosas no heredarán el reino de Dios.

1 Corintios 9:19-23
[19] Por lo cual, siendo libre para con todos, me he hecho siervo de todos por ganar á más.[20] Heme hecho á los Judíos como Judío, por ganar á los Judíos; á los que están sujetos á la ley (aunque yo no sea sujeto á la ley) como sujeto á la ley, por ganar á los que están sujetos á la ley;[21] A los que son sin ley, como si yo fuera sin ley, (no estando yo sin ley de Dios, mas en la ley de Cristo) por ganar á los que estaban sin ley.[22] Me he hecho á los flacos flaco, por ganar á los flacos: á todos me he hecho todo, para que de todo punto salve á algunos.[23] Y esto hago por causa del evangelio, por hacerme juntamente participante de él.

Romanos 14:15-21
[15] Empero si por causa de la comida tu hermano es contristado, ya no andas conforme á la caridad. No arruines con tu comida á aquél por el cual Cristo murió.[16] No sea pues blasfemado vuestro bien:[17] Que el reino de Dios no es comida ni bebida, sino justicia y paz y gozo por el Espíritu Santo.[18] Porque el que en esto sirve á Cristo, agrada á Dios, y es acepto á los hombres.[19] Así que, sigamos lo que hace á la paz, y á la edificación de los unos á los otros.[20] No destruyas la obra de Dios por causa de la comida. Todas las cosas á la verdad son limpias: mas malo es al hombre que come con escándalo.[21] Bueno es no comer carne, ni beber vino, ni nada en que tu hermano tropiece, ó se ofenda ó sea debilitado.

Juan 2:3-11
[3] Y faltando el vino, la madre de Jesús le dijo: Vino no tienen.[4] Y dícele Jesús: ¿Qué tengo yo contigo, mujer? aun no ha venido mi hora.[5] Su madre dice á los que servían: Haced todo lo que os dijere.[6] Y estaban allí seis tinajuelas de piedra para agua, conforme á la purificación de los Judíos, que cabían en cada una dos ó tres cántaros.[7] Díceles Jesús: Henchid estas tinajuelas de agua. E hinchiéronlas hasta arriba.[8] Y díceles: Sacad ahora, y presentad al maestresala. Y presentáron le.[9] Y como el maestresala gustó el agua hecha vino, que no sabía de dónde era (mas lo sabían los sirvientes que habían sacado el agua), el maestresala llama al esposo,[10] Y dícele: Todo hombre pone primero el buen vino, y cuando están satisfechos, entonces lo que es peor; mas tú has guardado el buen vino hasta ahora.[11] Este principio de señales hizo Jesús en Caná de Galilea, y manifestó su gloria; y sus discípulos creyeron en él.

Spanish Bible Reina Valera 1909
Public Domain: Reina Valera 1909