Biblia en un año
Julio 15


1 Crónicas 26:1-32
1. La distribución de los porteros fue así: De los coreítas, Meselemías hijo de Coré, de los hijos de Asaf.
2. Los hijos de Meselemías fueron: Zacarías el primogénito, Yediael el segundo, Zebadías el tercero, Jatniel el cuarto,
3. Elam el quinto, Johanán el sexto, Elioenai el séptimo.
4. Los hijos de Obed-edom fueron: Semaías el primogénito, Jozabad el segundo, Jóaj el tercero, Sacar el cuarto, Natanael el quinto,
5. Amiel el sexto, Isacar el séptimo, Peultai el octavo; porque Dios había bendecido a Obed-edom.
6. También a su hijo Semaías le nacieron hijos que gobernaban en sus casas paternas, porque eran hombres valientes.
7. Los hijos de Semaías fueron: Otni, Rafael, Obed, Elzabad y sus hermanos, hombres valerosos, Elihú y Samaquías.
8. Todos éstos fueron de los hijos de Obed-edom. Ellos, con sus hijos y sus hermanos, hombres robustos y fuertes para el servicio, fueron sesenta y dos de Obed-edom.
9. Los hijos de Meselemías y sus parientes fueron dieciocho hombres valerosos.
10. Los hijos de Hosa, de los hijos de Merari, fueron: Simri el primero (aunque no era el primogénito, su padre lo designó el primero),
11. Hilquías el segundo, Tebalías el tercero y Zacarías el cuarto. Todos los hijos y hermanos de Hosa fueron trece.
12. Estos grupos de porteros, a través de sus hombres principales, tenían los deberes, igual que sus hermanos, de servir en la casa de Jehovah.
13. Echaron suertes para cada puerta, participando tanto el pequeño como el grande, según sus casas paternas.
14. La suerte para la del oriente tocó a Selemías. También incluyeron en el sorteo a su hijo Zacarías, consejero entendido, y le tocó la del norte.
15. A Obed-edom le tocó la del sur, y a sus hijos les tocó la casa de las provisiones.
16. A Supim y a Hosa les tocó la del occidente con la puerta de Salequet, en la calzada que sube. Una guardia estaba frente a la otra guardia:
17. Al oriente había seis levitas, al norte había cuatro por día, al sur había cuatro por día, en la casa de las provisiones se turnaban de dos en dos,
18. en el atrio del occidente había cuatro en la avenida y dos en el atrio mismo.
19. Esta es la distribución de los porteros, descendientes de Coré y de Merari.
20. De los levitas, Ajías estaba encargado de los tesoros de la casa de Dios y de los tesoros de las cosas sagradas.
21. De los hijos de Ladán, de los hijos de los gersonitas a través de Ladán: El jefe de las casas paternas de Ladán el gersonita era Yejiel.
22. Los hijos de Yejiel, Zetam y su hermano Joel, estaban encargados de los tesoros de la casa de Jehovah.
23. De los amramitas, de los izjaritas, de los hebronitas y de los uzielitas,
24. Sebuel hijo de Gersón, hijo de Moisés, era jefe sobre los tesoros.
25. Y sus hermanos, a través de Eliezer: su hijo Rejabías, cuyo hijo fue Jesaías, cuyo hijo fue Joram, cuyo hijo fue Zicri, cuyo hijo fue Selomot.
26. Este Selomot y sus hermanos estaban encargados de todos los tesoros de las cosas sagradas que habían consagrado el rey David, los jefes de las casas paternas, los jefes de millares y de centenas y los jefes del ejército.
27. Las habían consagrado de las batallas y del botín, para mantener la casa de Jehovah.
28. Asimismo, todo lo que habían consagrado el vidente Samuel, Saúl hijo de Quis, Abner hijo de Ner y Joab, hijo de Sarvia, y todo lo que cualquiera consagraba estaba bajo la administración de Selomot y de sus hermanos.
29. De los izjaritas, Quenaanías y sus hijos estaban encargados de la administración externa. Eran oficiales y jueces en Israel.
30. De los hebronitas, Hasabías y sus hermanos, 1.700 hombres de valor, estaban encargados de la administración de Israel en la región occidental del Jordán, en toda la obra de Jehovah y en el servicio del rey.
31. En cuanto a los hebronitas, Jerías era el jefe de los hebronitas, distribuidos según sus clanes y casas paternas. En el año 40 del reinado de David se buscaron, y se hallaron entre ellos hombres valerosos en Jazer de Galaad.
32. Y sus hermanos, hombres de valor, sumaban 2.700 jefes de casas paternas, a los cuales el rey David constituyó sobre los rubenitas, los gaditas y sobre la media tribu de Manasés, tanto para los asuntos de Dios como para los asuntos del rey.

1 Crónicas 27:1-34
1. Esta es la lista de los hijos de Israel, los jefes de casas paternas, los jefes de millares y de centenas, y sus oficiales que servían al rey en todo lo concerniente a las divisiones del ejército, que entraban y salían cada mes, durante todos los meses del año. Cada división tenía 24.000 hombres.
2. Al frente de la primera división, para el primer mes estaba Jasobeam hijo de Zabdiel. Su división tenía
3. El era de los hijos de Fares y estaba al frente de todos los jefes del ejército para el primer mes.
4. Al frente de la división del segundo mes estaba Dodai el ajojita, y un jefe en su división era Miclot. Su división tenía 24.000 hombres.
5. El tercer jefe del ejército, para el tercer mes, era Benaías, hijo del sumo sacerdote Joyada. Su división tenía 24.000 hombres.
6. Este Benaías era uno de los treinta valientes, y estaba al mando de los treinta. En su división estaba su hijo Amisabad.
7. El cuarto, para el cuarto mes, era Asael, hermano de Joab. Y después de él estaba su hijo Zebadías. Su división tenía 24.000 hombres.
8. El quinto, para el quinto mes, era el jefe Samot el izrajita. Su división tenía 24.000 hombres.
9. El sexto, para el sexto mes, era Ira hijo de Iques, de Tecoa. Su división tenía 24.000 hombres.
10. El séptimo, para el séptimo mes, era Heles el pelonita, de los hijos de Efraín. Su división tenía 24.000 hombres.
11. El octavo, para el octavo mes, era Sibecai, de Husa, de los zerajitas. Su división tenía 24.000 hombres.
12. El noveno, para el noveno mes, era Abiezer, de Anatot, de los de Benjamín. Su división tenía 24.000 hombres.
13. El décimo, para el décimo mes, era Maharai, de Netofa, de los zerajitas. Su división tenía 24.000 hombres.
14. El undécimo, para el undécimo mes, era Benaías, de Piratón, de los hijos de Efraín. Su división tenía
15. El duodécimo, para el duodécimo mes, era Heldai, de Netofa, de Otoniel. Su división tenía 24.000 hombres.
16. Asimismo, al frente de las tribus de Israel estaban: de los rubenitas, el jefe Eliezer hijo de Zicri; de los simeonitas, Sefatías hijo de Maaca;
17. de los levitas, Hasabías hijo de Quemuel; de los aaronitas, Sadoc;
18. de Judá, Elihú, uno de los hermanos de David; de Isacar, Omri hijo de Micael;
19. de Zabulón, Ismaías hijo de Abdías; de Neftalí, Jerimot hijo de Azriel;
20. de los hijos de Efraín, Oseas hijo de Azazías; de la media tribu de Manasés, Joel hijo de Pedaías;
21. de la otra media tribu de Manasés en Galaad, Ido hijo de Zacarías; de Benjamín, Jaaziel hijo de Abner;
22. de Dan, Azareel hijo de Jerojam. Estos fueron los jefes de las tribus de Israel.
23. David no tomó el número de los de 20 años para abajo, porque Jehovah había prometido que él había de multiplicar a Israel como las estrellas del cielo.
24. Joab, hijo de Sarvia, había comenzado a contar, pero no acabó, pues por esto vino la ira sobre Israel. Y el número no fue registrado en el libro de las crónicas del rey David.
25. Azmávet hijo de Adiel era el encargado de los tesoros reales. Jonatán hijo de Uzías, de los almacenes en el campo, en las ciudades, en las aldeas y en las torres.
26. Ezri hijo de Quelub, de los que trabajaban en el cultivo de las tierras.
27. Simei, de Ramá, de las viñas. Zabdías el sifmita, del producto de las viñas para las bodegas.
28. Baal-janán, de Gedera, de los olivares y de los sicómoros que había en la Sefela. Joás, de los almacenes de aceite.
29. Sitrai, de Sarón, del ganado vacuno que pastaba en Sarón. Safat hijo de Adlai, del ganado vacuno que estaba en los valles.
30. Obil el ismaelita, de los camellos. Jehedías, de Meronot, de los asnos.
31. Y Jaziz el hagrieno, de los rebaños de ovejas. Todos éstos eran los encargados del patrimonio del rey David.
32. Jonatán, tío de David, era consejero, hombre prudente y escriba; él y Yejiel hijo de Hacmoni asistían a los hijos del rey.
33. Ajitofel era consejero del rey. Husai el arquita era amigo del rey.
34. Después de Ajitofel estaban Joyada hijo de Benaías y Abiatar. Y Joab era el jefe del ejército del rey.

Salmos 78:56-66
56. Pero pusieron a prueba al Dios Altísimo y lo amargaron, y no guardaron sus testimonios.
57. Más bien, se volvieron atrás y se rebelaron como sus padres. Se desviaron como arco engañoso.
58. Lo airaron con sus lugares altos, y con sus imágenes le provocaron a celos.
59. Dios lo oyó y se encendió en ira; en gran manera rechazó a Israel.
60. Abandonó el tabernáculo de Silo, la tienda en que habitó entre los hombres.
61. Entregó su poderío a la cautividad; y su gloria, en manos del enemigo.
62. También entregó su pueblo a la espada; se airó contra su posesión.
63. El fuego devoró a sus jóvenes; sus vírgenes no fueron alabadas.
64. Sus sacerdotes cayeron a espada, y sus viudas no hicieron lamentación.
65. Entonces se despertó el Señor, a la manera del que duerme, como un guerrero que grita excitado por el vino.
66. E hirió a sus enemigos haciéndolos retroceder, y los puso como afrenta perpetua.

Proverbios 20:4-5
4. El perezoso no ara al comienzo de la estación; buscará en el tiempo de la siega y no hallará.
5. Como aguas profundas es el propósito en el corazón del hombre, pero el hombre de entendimiento logrará extraerlo.

Hechos 10:1-23
1. Había en Cesarea cierto hombre llamado Cornelio, que era centurión de la compañía llamada la Italiana.
2. Era piadoso y temeroso de Dios, junto con toda su casa. Hacía muchas obras de misericordia para el pueblo y oraba a Dios constantemente.
3. Como a la hora novena del día, él vio claramente en visión a un ángel de Dios que entró hacia él y le dijo: —Cornelio.
4. Con los ojos puestos en el ángel y espantado, él dijo: —¿Qué hay, Señor? Y le dijo: —Tus oraciones y tus obras de misericordia han subido como memorial ante la presencia de Dios.
5. Ahora, pues, envía hombres a Jope y haz venir a cierto Simón, que tiene por sobrenombre Pedro.
6. Este se hospeda con un tal Simón, curtidor, quien tiene su casa junto al mar.
7. En cuanto se fue el ángel que hablaba con él, Cornelio llamó a dos de sus criados y a un soldado piadoso de entre sus asistentes,
8. y después de haberles contado todo esto, los envió a Jope.
9. Al día siguiente, mientras ellos iban viajando por el camino y llegaban cerca de la ciudad, Pedro subió a la azotea para orar, como a la sexta hora.
10. Sintió mucha hambre y deseaba comer; pero mientras preparaban la comida, le sobrevino un éxtasis.
11. Vio el cielo abierto y un objeto que descendía como un gran lienzo, bajado por sus cuatro extremos a la tierra.
12. En el lienzo había toda clase de cuadrúpedos y reptiles de la tierra y aves del cielo.
13. Y le vino una voz: —Levántate, Pedro; mata y come.
14. Entonces Pedro dijo: —¡De ninguna manera, Señor! Porque ninguna cosa común o inmunda he comido jamás.
15. La voz volvió a él por segunda vez: —Lo que Dios ha purificado, no lo tengas tú por común.
16. Esto ocurrió tres veces, y de repente el objeto fue elevado al cielo.
17. Mientras Pedro estaba perplejo dentro de sí acerca de lo que pudiera ser la visión que había visto, he aquí los hombres enviados por Cornelio, habiendo preguntado por la casa de Simón, llegaron a la puerta.
18. Entonces llamaron y preguntaron si un Simón que tenía por sobrenombre Pedro se hospedaba allí.
19. Como Pedro seguía meditando en la visión, el Espíritu le dijo: "He aquí, tres hombres te buscan.
20. Levántate, pues, y baja. No dudes de ir con ellos, porque yo los he enviado."
21. Entonces Pedro bajó para recibir a los hombres y dijo: —Heme aquí. Yo soy el que buscáis. ¿Cuál es la causa por la que habéis venido?
22. Ellos dijeron: —Cornelio, un centurión, hombre justo y temeroso de Dios, como bien lo testifica toda la nación de los judíos, ha recibido instrucciones en una revelación por medio de un santo ángel, para hacerte venir a su casa y oír tus palabras.
23. Entonces les hizo entrar y los alojó. Al día siguiente, se levantó y fue con ellos. También le acompañaron algunos de los hermanos de Jope.