Biblia en un año
Julio 23


1 Crónicas 26:1-32
1. CUANTO á los repartimientos de los porteros: De los Coraitas: Meselemia hijo de Coré, de los hijos de Asaph.
2. Los hijos de Meselemia: Zachârías el primogénito, Jediael el segundo, Zebadías el tercero, Jatnael el cuarto;
3. Elam el quinto, Johanam el sexto, Elioenai el séptimo.
4. Los hijos de Obed-edom: Semeías el primogénito, Jozabad el segundo, Joab el tercero, el cuarto Sachâr, el quinto Nathanael;
5. El sexto Anmiel, el séptimo Issachâr, el octavo Peullethai: porque Dios había bendecido á Obed-edom.
6. También de Semeías su hijo nacieron hijos que fueron señores sobre la casa de sus padres; porque eran varones muy valerosos.
7. Los hijos de Semeías: Othni, Raphael, Obed, Elzabad, y sus hermanos, hombres esforzados; asimismo Eliú, y Samachîas.
8. Todos estos de los hijos de Obed-edom: ellos con sus hijos y sus hermanos, hombres robustos y fuertes para el ministerio; sesenta y dos, de Obed-edom.
9. Y los hijos de Meselemia y sus hermanos, dieciocho hombres valientes.
10. De Hosa, de los hijos de Merari: Simri el principal, (aunque no era el primogénito, mas su padre lo puso para que fuese cabeza;)
11. El segundo Hilcías, el tercero Tebelías, el cuarto Zachârías: todos los hijos de Hosa y sus hermanos fueron trece.
12. Entre estos se hizo la distribución de los porteros, alternando los principales de los varones en la guardia con sus hermanos, para servir en la casa de Jehová.
13. Y echaron suertes, el pequeño con el grande, por las casas de sus padres, para cada puerta.
14. Y cayó la suerte al oriente á Selemía. Y á Zachârías su hijo, consejero entendido, metieron en las suertes: y salió la suerte suya al norte.
15. Y por Obed-edom, al mediodía; y por sus hijos, la casa de la consulta.
16. Por Suppim y Hosa al occidente, con la puerta de Sallechêt al camino de la subida, guardia contra guardia.
17. Al oriente seis Levitas, al norte cuatro de día; al mediodía cuatro de día; y á la casa de la consulta, de dos en dos.
18. En la cámara de los vasos al occidente, cuatro al camino, y dos en la cámara.
19. Estos son los repartimientos de los porteros, hijos de los Coraitas, y de los hijos de Merari.
20. Y de los Levitas, Achîas tenía cargo de los tesoros de la casa de Dios, y de los tesoros de las cosas santificadas.
21. Cuanto á los hijos de Ladán, hijos de Gersón: de Ladán, los príncipes de las familias de Ladán fueron Gersón, y Jehieli.
22. Los hijos de Jehieli, Zethán y Joel su hermano, tuvieron cargo de los tesoros de la casa de Jehová.
23. Acerca de los Amramitas, de los Isharitas, de los Hebronitas, y de los Uzzielitas,
24. Sebuel hijo de Gersón, hijo de Moisés, era principal sobre los tesoros.
25. En orden á su hermano Eliezer, hijo de éste era Rehabía, hijo de éste Isaías, hijo de éste Joram, hijo de éste Zichri, del que fué hijo Selomith.
26. Este Selomith y sus hermanos tenían cargo de todos los tesoros de todas las cosas santificadas, que había consagrado el rey David, y los príncipes de las familias, y los capitanes de millares y de cientos, y los jefes del ejército;
27. De lo que habían consagrado de las guerras y de los despojos, para reparar la casa de Jehová.
28. Asimismo todas las cosas que había consagrado Samuel vidente, y Saúl hijo de Cis, y Abner hijo de Ner, y Joab hijo de Sarvia: y todo lo que cualquiera consagraba, estaba bajo la mano de Selomith y de sus hermanos.
29. De los Isharitas, Chenanía y sus hijos eran gobernadores y jueces sobre Israel en las obras de fuera.
30. De los Hebronitas, Hasabías y sus hermanos, hombres de vigor, mil y setecientos, gobernaban á Israel de la otra parte del Jordán, al occidente, en toda la obra de Jehová, y en el servicio del rey.
31. De los Hebronitas, Jerías era el principal entre los Hebronitas repartidos en sus linajes por sus familias. En el año cuarenta del reinado de David se registraron, y halláronse entre ellos fuertes y vigorosos en Jazer de Galaad.
32. Y sus hermanos, hombres valientes, eran dos mil y setecientos, cabezas de familias, los cuales el rey David constituyó sobre los Rubenitas, Gaditas, y sobre la media tribu de Manasés, para todas las cosas de Dios, y los negocios del rey.

1 Crónicas 27:1-34
1. Y LOS hijos de Israel según su número, á saber, príncipes de familias, tribunos, centuriones y oficiales de los que servían al rey en todos los negocios de las divisiones que entraban y salían cada mes en todos los meses del año, eran en cada división vei
2. Sobre la primera división del primer mes estaba Jasobam hijo de Zabdiel; y había en su división veinte y cuatro mil.
3. De los hijos de Phares fué él jefe de todos los capitanes de las compañías del primer mes.
4. Sobre la división del segundo mes estaba Dodai Ahohita: y Micloth era mayor general en su división, en la que también había veinte y cuatro mil.
5. El jefe de la tercera división para el tercer mes era Benaías, hijo de Joiada sumo sacerdote; y en su división había veinte y cuatro mil.
6. Este Benaías era valiente entre los treinta y sobre los treinta; y en su división estaba Amisabad su hijo.
7. El cuarto jefe para el cuarto mes era Asael hermano de Joab, y después de él Zebadías su hijo; y en su división había veinte y cuatro mil.
8. El quinto jefe para el quinto mes era Sambuth Izrita: y en su división había veinte y cuatro mil.
9. El sexto para el sexto mes era Hira hijo de Icces, de Tecoa; y en su división veinte y cuatro mil.
10. El séptimo para el séptimo mes era Helles Pelonita, de los hijos de Ephraim; y en su división viente y cuatro mil.
11. El octavo para el octavo mes era Sibbecai Husatita, de Zarahi; y en su división veinte y cuatro mil.
12. El noveno para el noveno mes era Abiezer Anathothita, de los Benjamitas; y en su división veinte y cuatro mil.
13. El décimo para el décimo mes era Maharai Nethophathita, de Zarahi; y en su división veinte y cuatro mil.
14. El undécimo para el undécimo mes era Benaías Piratonita, de los hijos de Ephraim; y en su división veinte y cuatro mil.
15. El duodécimo para el duodécimo mes era Heldai Nethophathita, de Othniel; y en su división veinte y cuatro mil.
16. Asimismo sobre las tribus de Israel: el jefe de los Rubenitas era Eliezer hijo de Zichri; de los Simeonitas, Sephatías, hijo de Maachâ:
17. De los Levitas, Hasabías hijo de Camuel; de los Aaronitas, Sadoc;
18. De Judá, Eliú, uno de los hermanos de David; de los de Issachâr, Omri hijo de Michâel.
19. De los de Zabulón, Ismaías hijo de Abdías; de los de Nephtalí, Jerimoth hijo de Azriel;
20. De los hijos de Ephraim, Oseas hijo de Azazía; de la media tribu de Manasés, Joel hijo de Pedaía;
21. De la otra media tribu de Manasés en Galaad, Iddo hijo de Zachârías; de los de Benjamín, Jaaciel hijo de Abner;
22. Y de Dan, Azarael hijo de Jeroam. Estos fueron los jefes de las tribus de Israel.
23. Y no tomó David el número de los que eran de veinte años abajo, por cuanto Jehová había dicho que él había de multiplicar á Israel como las estrellas del cielo.
24. Joab hijo de Sarvia había comenzado á contar, mas no acabó, pues por esto vino la ira sobre Israel: y así el número no fué puesto en el registro de las crónicas del rey David.
25. Y Azmaveth hijo de Adiel tenía cargo de los tesoros del rey; y de los tesoros de los campos, y de las ciudades, y de las aldeas y castillos, Jonathán hijo de Uzzías;
26. Y de los que trabajaban en la labranza de las tierras, Ezri hijo de Chêlud;
27. Y de las viñas Simi Ramathita; y del fruto de las viñas para las bodegas, Zabdías Siphmita;
28. Y de los olivares é higuerales que había en las campiñas, Baal-hanan Gederita; y de los almacenes del aceite, Joas;
29. De las vacas que pastaban en Sarón, Sitrai Saronita; y de las vacas que estaban en los valles, Saphat hijo de Adlai;
30. Y de los camellos, Obil Ismaelita; y de las asnas, Jedías Meronothita;
31. Y de las ovejas, Jaziz Agareno. Todos estos eran superintendentes de la hacienda del rey David.
32. Y Jonathán, tío de David, era consejero, varón prudente y escriba; y Jehiel hijo de Hacmoni estaba con los hijos del rey.
33. Y también Achitophel era consejero del rey; y Husai Arachita amigo del rey.
34. Después de Achitophel era Joiada hijo de Benaías, y Abiathar. Y Joab era el general del ejército del rey.

Salmos 78:56-66
56. Mas tentaron y enojaron al Dios Altísimo, Y no guardaron sus testimonios;
57. Sino que se volvieron, y se rebelaron como sus padres: Volviéronse como arco engañoso.
58. Y enojáronlo con sus altos, Y provocáronlo á celo con sus esculturas.
59. Oyólo Dios, y enojóse, Y en gran manera aborreció á Israel.
60. Dejó por tanto el tabernáculo de Silo, La tienda en que habitó entre los hombres;
61. Y dió en cautividad su fortaleza, Y su gloria en mano del enemigo.
62. Entregó también su pueblo á cuchillo, Y airóse contra su heredad.
63. El fuego devoró sus mancebos, Y sus vírgenes no fueron loadas en cantos nupciales.
64. Sus sacerdotes cayeron á cuchillo, Y sus viudas no lamentaron.
65. Entonces despertó el Señor á la manera del que ha dormido, Como un valiente que grita excitado del vino:
66. E hirió á sus enemigos en las partes posteriores: Dióles perpetua afrenta.

Proverbios 20:4-5
4. El perezoso no ara á causa del invierno; Pedirá pues en la siega, y no hallará.
5. Como aguas profundas es el consejo en el corazón del hombre: Mas el hombre entendido lo alcanzará.

Hechos 10:1-23
1. Y HABIA un varón en Cesarea llamado Cornelio, centurión de la compañía que se llamaba la Italiana,
2. Pío y temeroso de Dios con toda su casa, y que hacía muchas limosnas al pueblo, y oraba á Dios siempre.
3. Este vió en visión manifiestamente, como á la hora nona del día, que un ángel de Dios entraba á él, y le decía: Cornelio.
4. Y él, puestos en él los ojos, espantado, dijo: ¿Qué es, Señor? Y díjole: Tus oraciones y tus limosnas han subido en memoria á la presencia de Dios.
5. Envía pues ahora hombres á Joppe, y haz venir á un Simón, que tiene por sobrenombre Pedro.
6. Este posa en casa de un Simón, curtidor, que tiene su casa junto á la mar: él te dirá lo que te conviene hacer.
7. E ido el ángel que hablaba con Cornelio, llamó dos de sus criados, y un devoto soldado de los que le asistían;
8. A los cuales, después de habérselo contado todo, los envió á Joppe.
9. Y al día siguiente, yendo ellos su camino, y llegando cerca de la ciudad, Pedro subió á la azotea á orar, cerca de la hora de sexta;
10. Y aconteció que le vino una grande hambre, y quiso comer; pero mientras disponían, sobrevínole un éxtasis;
11. Y vió el cielo abierto, y que descendía un vaso, como un gran lienzo, que atado de los cuatro cabos era bajado á la tierra;
12. En el cual había de todos los animales cuadrúpedos de la tierra, y reptiles, y aves del cielo.
13. Y le vino una voz: Levántate, Pedro, mata y come.
14. Entonces Pedro dijo: Señor, no; porque ninguna cosa común é inmunda he comido jamás.
15. Y volvió la voz hacia él la segunda vez: Lo que Dios limpió, no lo llames tú común.
16. Y esto fué hecho por tres veces; y el vaso volvió á ser recogido en el cielo.
17. Y estando Pedro dudando dentro de sí qué sería la visión que había visto, he aquí, los hombres que habían sido enviados por Cornelio, que, preguntando por la casa de Simón, llegaron á la puerta.
18. Y llamando, preguntaron si un Simón que tenía por sobrenombre Pedro, posaba allí.
19. Y estando Pedro pensando en la visión, le dijo el Espíritu: He aquí, tres hombres te buscan.
20. Levántate, pues, y desciende, y no dudes ir con ellos; porque yo los he enviado.
21. Entonces Pedro, descendiendo á los hombres que eran enviados por Cornelio, dijo: He aquí, yo soy el que buscáis: ¿cuál es la causa por la que habéis venido?
22. Y ellos dijeron: Cornelio, el centurión, varón justo y temeroso de Dios, y que tiene testimonio de toda la nación de los Judíos, ha recibido respuesta por un santo ángel, de hacerte venir á su casa, y oir de ti palabras.
23. Entonces metiéndolos dentro, los hospedó. Y al día siguiente, levantándose, se fué con ellos; y le acompañaron algunos de los hermanos de Joppe.